Juicio por el esclarecimiento del asesinato de Wenceslao Pedernera – Sexta Jornada

0
41

A las 9.40 se constituyó el tribunal y con la presencia de los abogados de la querella y de la defensa quien informó que el acusado Ernesto Abelardo Britos no iba a estar presente pero que prestaba el consentimiento para la realización de la audiencia. De este modo se dio inicio a la audiencia del jueves 8 de junio. La próxima audiencia será el viernes 23 de junio a las 9 hs. en donde atestiguarán el sacerdote Gonzalo Llorente y Noemí Pedernera.

En esta audiencia declaró el sacerdote Roberto Enrique Queirolo.

Principales frases de la declaración del Padre Queirolo

  • En la Iglesia entre 1962 y 1965 se celebró el Concilio Vaticano II que, como dijo el Papa Juan XXIII, quien lo convocó buscaba “abrir las ventanas de la Iglesia para que entren otros aires”. Fue muy bueno para la renovación de la Iglesia.
  • En la Rioja, Angelelli aplicó la renovación que el Concilio pedía y por eso vinieron muchos sacerdotes, seminaristas, órdenes religiosas, laicos al ver aquí la oportunidad de ser fieles a la Iglesia según ese aire nuevo que trajo el concilio.
  • A nivel mundial hubo resistencias a las enseñanzas del Concilio, a muchos conservadores les parecía una insensatez. Angelelli puso a todas las comunidades en estado de deliberativo, es decir para mirarse a sí mismos y encontrar lo que el Concilio pedía. Algunos interpretaron que eso era un intervencionismo del obispo y se sintieron perseguidos.
  • A partir del 76 se empezó a hablar de gente que “era chupada”, gente que sin razones desaparecía y no se tenía noticia de ellos. El presidente Videla dijo que no estaban, que eran desaparecidos y poco después empezaron a parecer sus cadáveres a la orilla del Río de la Plata.
  • Con Wenceslao compartimos mucho, fue un católico convertido, yo estuve en el hospital cuando estaba herido.
  • Una vez fue a una capacitación de Pastoral campesina a Recife y volvió muy triste al ver la hambruna, las condiciones en que estaba el campesinado brasileño. Comprendió que su misión como campesino cristiano estaba llamado a poner el hombro por la mejora de los campesinos a través de una cooperativa de trabajo en donde todos participaban del trabajo y tenían acceso al producto por partes iguales.
  • Wenceslao sufrió persecución por esta actividad, amenazas. Estaba con su familia en el campo de la Buena Estrella y ya había rumores de gente desaparecida. Angelelli vio que estaban expuestos y por eso dejaron el lugar y se fueron a Sañogasta. Allí construyeron canales de riego para cultivar la tierra.
  • Días antes de su asesinato se vio en el pueblo de Sañogasta un vehículo desconocido con varias personas disfrazadas que pasaba y sobre todo vigilaba la casa de Wenceslao. Coca quiso irse y Wenceslao se negó diciendo que no estaban haciendo nada malo.
  • Durante mucho tiempo quedaron en la pared de la casa de Wenceslao las marcas de la balas de la noche del asesinato. También esa noche fueron a buscar a los sacerdotes de la Parroquia de Chilecito.
  • Sabíamos que el Estado estaba detrás de estos 4 crímenes, concretamente en Chilecito fue gendarmería. Está el relato del gendarme que es herido en el pie y lo atendió una enfermera en su casa para que no quedara evidencia de este hecho en el que tuvo que ver Britos.
  • Menéndez, según él defendía la fe de estas amenazas de reforma y quería ser armado caballero cristiano. No creíamos que Angelelli podía ser asesinado porque iban a quedar en evidencia ellos.
  • Después del funeral de los curas de Chamical, nos juntamos todos los sacerdotes y yo le dije “Pelado, tendrías que irte” y él nos dijo que “el Pastor no podía abandonar su rebaño en los momentos de peligro”.
  • Había un temor generalizado, en Chamical nadie cerraba las puertas con llave a partir del asesinato de los curas trancaban las puertas y dejaron de ir varios a misa.
  • Lázaro Aguirre, era vice comodoro de la Base de Chamical. Los hijos eran alumnos del colegio parroquial y para la apertura de clases fue el obispo Angelelli a celebrar la misa. allí elogió al intendente que era una buena persona, un personaje político atípico, no era de esos que entran en una determinada condición social al cargo y salen en una mejorada. Allí Aguirre lo interrumpió diciendo que no debía hacer arengas políticas entonces el obispo contestó que si quería podía retirarse, no lo hizo y la misa siguió en un clima de tensión. Ese intendente fue “chupado” el 24 de marzo y Angelelli intercedió por él.
  • Ya desde el gobierno de Isabelita las cartas estaban echadas, Estrella estaba a cargo de la Base de Chamical. En la esquina de la Parroquia había un retén de policías para ver quien entraba y quien salía de la Iglesia. También ahí cerca en la casa de las hermanas pusieron a un militar, un pobre hombre que lo pusieron para espiar el movimiento de ellas.
  • Cualquier circunstancia era tomada para mal, generando historias inverosímiles. Por ej. el obispo siempre usó boina y decían que usaba peluca para esconderse. Otra vez les llevó una máquina de tejer a una religiosas y decían que les había llevado armas.
  • El diario El Sol fue creado especialmente para difamar a la Iglesia y especialmente al Obispo. Trajeron hasta un periodista de Bs As para eso. Cuando lo inauguraron le aconsejamos a Angelelli que no fuera, que era meterse en la boca del lobo y él, aunque escuchaba también tenía libertad y decidía otras cosas. En este caso fue lo mismo a la inauguración.
  • La muerte de Angelellli no fue publicada inmediatamente, se la presentó como una necrológica.
  • El Padre Inestal la pasó mal en Mendoza, fue humillado, amenazado, desde La Rioja tuvieron que mandar cartas credenciales para presentarlo. Los muchachos que estaban con él en el movimiento rural fueron golpeados y amenazados.
  • Wenceslao molestaba porque buscaba que los campesinos gozaran de su trabajo y que no pasara a las manos de los dueños en sus dos terceras partes como venía ocurriendo.
  • El vínculo de los asesinatos fue claro y era tratar de destruir a esa Iglesia que ayudaba a los pobres, que reivindicaba el derecho de los más humildes.
  • La dictadura perseguía a la iglesia y consideraba subversiva a la Iglesia de Monseñor Angelelli.
  • Creo que Menéndez con el tema de ser caballero de la fe juntos con otros quería defender a la Iglesia de lo que ellos consideraban era un peligro para la doctrina de la fe.
  • Creo que Angelelli se enteró de la muerte de Wenceslao por un llamado telefónico del Padre Julio Guzmán.