lunes, octubre 3, 2022

Vida Pastoral

El Equipo animador de la Pastoral del la Familia Campesina, desea compartirles la presentación de nuestra pastoral, realizada a las Familias Rurales de la Provincia de la Rioja, en Sañogasta, el 25 de Julio, a los 45 años del Martirio de nuestro Patrono y querido Beato Wenceslao Pedernera.

“Hermanas y Hermanos:
En este 25 de Julio del año 2021, en Sañogasta; Celebrando a nuestro Beato Mártir Wenceslao Pedernera, Patrono de las Familias Campesinas de nuestra Provincia, deseamos anunciarles la Buena Nueva de la Creación de la Pastoral de la Familia Campesina, en nuestra Diócesis de La Rioja.
Es nuestro deseo caminar junto a Ustedes, varones y mujeres rurales, compartiendo sueños y esperanzas, así como unirnos a sus dolores y sufrimientos. Queremos hacer nuestra, la sabiduría que brota de la inmensa riqueza de sus relaciones con Dios; con las hermanas y hermanos del campo, sus vecinos, su Comunidad de origen y destino; con la tierra, cultivos y crianzas.

Reconocemos a la ruralidad como raíz vigorosa de nuestro ser riojano. ¡Nos sentimos orgullosos de Ustedes…!

Queremos seguir profundizando y fortaleciendo el sentidoo de vida que sostienen sus familias, desde el Evangelio de Jesús y el Dios del Reino.
Junto a ustedes aprendimos que la Fé es agua fresca cuando es vivida comunitariamente, hace fecunda la vida, los anhelos de nuestro pueblo, y sostiene la Esperanza en el triunfo de la siembra.
Porque hemos escuchado sus gritos en el monte, tantas veces ignorados. Porque hemos visto en sus rostros el cansancio y el agobio, deseamos como Pastoral de la Familia Campesina acompañar sus luchas; sumarnos a la gestación y fortalecimiento de sus Organizaciones Campesinas, par anunciar a los hermanos que “la tierra, el agua, el trabajo y el pan; deben ser vínculos de vida y comunión humana”.
Con el protagonismo de todas y todos ustedes, conformaremos esta Pastoral de la familia campesina, y la realizaremos como Iglesia “Pueblo de Dios”, peregrinando por los llanos, valles y cerros de nuestra Diócesis. Juntos, queremos ser “el rostro rural” de nuestra Iglesia Riojana.
Jesús nos dijo: “El que quiera ser el primero, se haga el servidor de todos” (Mc. 9,35)

Rogamos al Beato Wenceslao Pedernera, nos impulse y acompañe, para ser cuidadores y servidores de la Vida de las Familias Campesinas de nuestra Rioja, sus tierras y crianzas, haciendo presente el Reino del Padre, inaugurado por Jesús de Nazaret.”
Esta presentación, se realizó con la intención de empezar a hacer visible nuestra pastoral, que va dando sus primeros pasos en la Diócesis.
Vamos conformando un Equipo de animación, que desea ir integrando representantes de todas las parroquias rurales.
Deseamos rescatar y fortalecer la Espiritualidad y Mística de la Familias Campesinas de nuestra provincia, como animar la vida y crecimiento de sus Comunidades Eclesiales.
Queremos ser un espacio de desarrollo de la conciencia y defensa de los derechos campesinos, articulando con otras instituciones privadas y estatales, en orden a la construcción del Reino de Dios entre nosotros.

Visión:
El área de la mujer es un espacio que como discípulas misioneras de Jesús, busca generar encuentro, dialogo y esperanza, reconociendo el rol protagónico de participación en la iglesia y el pueblo riojano.

Misión:
Quiere ser un camino sinodal con sentir fraterno.
Mirar, escuchar y reconocer la situación de la mujer, para asistir con la esperanza del evangelio a su realidad, proponiendo transformaciones concretas.

Seguir enriqueciendo a la Iglesia desde sus propios dones.
Visibilizar la dignidad humana de la mujer, dada por Dios en complemento igualitario con el varón.
Generar encuentro desde la apertura de corazón y pensamiento, superando barreras.

Marco Doctrinal:
Líneas pastorales de la Diócesis de La Rioja
Carta a las mujeres 2021 DEPLAI
Documento Aparecida N° 451-457
Juan Pablo II Mulieris Dignitatem N° 3 y 4
Francisco Mensaje día de la mujer 2021

Conversatorios realizados durante el segundo semestre de 2021 con mujeres y varones de distintos estamentos, edades y procedencias: mujeres de Chamical entre la que se encuentran contemporáneas de los mártires Angelelli, Longeville y Murias, Mujeres de Chilecito, consagradas, madres del corazón, de discapacitados, que han perdido hijos, mujeres jóvenes, mujeres LGTBH, líderes sociales y civiles y varones de los mismos estamentos mencionados.

“Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Noticia”  Mc. 16,15

¿Por qué comunicar?

Porque:

  • Los católicos tenemos una Buena y verdadera Noticia para anunciar: Jesucristo resucitado, además en La Rioja tenemos la gran noticia de San Nicolás, de los mártires, de la religiosidad popular, de la fe y esperanza de su gente.
  • “La Buena Noticia no consiste en ir a buscar al pasado frases o imágenes que iluminen el presente, sino profundizar en el presente hasta encontrar en él ese Dios cercano que camina a nuestro lado” (Papa Francisco a los obispos del Celam, Río de Janeiro, 2013).
  • “Quisiera contribuir a la búsqueda de un estilo comunicativo abierto y creativo, que no dé todo el protagonismo al mal, sino que trate de mostrar las posibles soluciones, favoreciendo una actitud activa y responsable en las personas a las cuales va dirigida la noticia. Invito a todos a ofrecer a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo narraciones marcadas por la lógica de la “buena noticia”.(Papa Francisco Mensaje para la 51 jornada mundial de los Medios de Comunicación 24/1/2017).
  • Impulsar el uso de los diversos medios considerando llegar a la mayor cantidad de personas. Alentar la incorporación de la virtualidad. Crear o fortalecer los equipos parroquiales de comunicación y la red diocesana de comunicadores. Invertir en recursos. (Líneas Pastorales Diócesis de La Rioja, 2021)
  • La Rioja es una buena noticia, trae alegría porque pone en foco a modelos vitales. Es una bendición que Dios nos dio a la gente. Esto es felicitable, admirable y reconocible. Pascua riojana, alegría del pueblo. Somos Tinkunaco, Tierra del Encuentro.

¿A quiénes comunicar?

  • A todos. Estamos llamados a ser Iglesia en Salida, a buscar al caído a la orilla del Camino.
  • Hoy se impone la Misión evangelizadora de Comunicar todos estos dones de Dios.
  • Lo hacemos a través de nuestra web y de nuestras redes sociales para transmitir y contagiar esa buena noticia riojana a todo el mundo. También viviendo la sinodalidad con una Red Diocesana de comunicadores llamada TinKuredes que desarrolla las 3 Líneas Pastorales diocesanas: la Comunidad, la Fraternidad y la Oración con la certeza de que el mejor modo de anunciar a Jesús es con el propio Testimonio.

La Comunidad Eclesial de Base es la célula viva de la parroquia, entendida esta, como comunión orgánica y misionera, de esa manera la conforman como comunidad de comunidades, esta corriente renovadora de las parroquias dan origen a las Cebs. Somos un modo ser Iglesia, la Iglesia que busca rescatar la iglesia originaria, servidora del reino, el proyecto de Jesús y servidora de la vida, que busca Justicia; Fraternidad y Paz. Desde los pobres y para los pobres, siendo ellos los protagonistas. Somos Comunidades porque nos sentimos todos iguales, Somos familia, somos Eclesiales porque en cada encuentro compartimos la vida en torno a la palabra, en vivencia fraterna y en opción por los pobres, asumiendo la propuesta del evangelio y los aportes del Concilio del Vaticano II, Puebla y Medellín, recorremos un camino tratando de vivir un poco la vida como la vivieron los primeros cristianos. “y con un mismo espíritu compartían el pan en sus casas comiendo con alegría y sencillez”…(Hechos, 2,46). En las cebs vivimos y celebramos la fe de modo comunitario. Somos de Base, porque es la iglesia pequeña y sencilla que se reunían en casas de familia, el barrio, la comunidad, “la gente es la que salva”, no el templo, las cebs constituyen una red de comunidades y que forman la parroquia y realizan un gran aporte la Diócesis.

En la Rioja se originaron con la llegada de Angelelli, y se formaron (entre los años 1970 y 1980) con la instalación de Congregaciones Religiosas en los barrios y periferias.

Siempre presente el testimonio de Nuestros Beatos Mártires Riojanos que dieron su vida por el evangelio en servicio al prójimo.

Lugares donde hay Cebs: Chepes, Ulapes, Punta de los Llanos, Chamical y en Capital: Parroquia Divino Niño, Parroquia de Fátima, Parroquia Espíritu Santo y  Comunidad Angelelli

La Pastoral de Juventud: “es la acción organizada de la Iglesia para acompañar a los jóvenes a descubrir, seguir y comprometerse con Jesucristo y su mensaje para que, transformados en hombres nuevos, integrando su fe y su vida, se conviertan en protagonistas de la construcción de la Civilización del Amor”

En nuestra Diócesis la acción evangelizadora fue configurada y tendiendo a una organización, basadas en las realidades juveniles desde el aporte de cada comunidad a través de sus carismas.

Para llevar a cabo esta misión optamos por evangelizar a todos los jóvenes con la pedagogía de Jesús (enseñar, escuchar, aprender, respetar, hacer crecer, acompañar, corregir, denunciar) que permita una formación integral (crecimiento en lo personal, en lo comunitario, en lo social y político, en la fe)

Los jóvenes evangelizan a los jóvenes.

En nuestra Diócesis la acción evangelizadora está configurada y tendiendo a una organización, se basa en las realidades juveniles y de los adolescentes ya que nuestro trabajo está centrado a los adolescentes a partir de los 14 Años desarrollando acciones conjuntamente con la Catequesis de Confirmación teniendo en cuenta que en nuestra Diócesis se toma esta edad para iniciar la preparación para recibir dicho sacramento y brindarle a los jóvenes la posibilidad de Insertarse en algún grupo Juvenil para continuar trabajando en la Iglesia; Se tiene en cuenta que La acción evangelizadora no se realiza por medio de acciones aisladas,  sino a través de procesos que llevan a los jóvenes a abrirse, a buscar respuestas a sus inquietudes, a valorar lo que construye su persona, a madurar motivaciones profundas y a concretar su Proyecto de Vida y su opción personal.

La pluralidad de realidades juveniles y de los adolescentes plantea a la Pastoral de Juventud tener en cuenta y responder a las diversas situaciones y actitudes de los jóvenes frente a la fe y frente a la vida.

Queremos caminar junto a todos los jóvenes, en su propia cultura, estructuras y ambientes. Queremos llegar a las raíces mismas de la realidad juvenil, su manera fundamental de ser, de relacionarse con Dios, con el prójimo, con la naturaleza, con su historia; es decir la cultura juvenil en el sentido más hondo de la palabra.

Durante el tiempo de Pandemia se buscó fortalecer y mantener las actividades con los jóvenes de los diferentes Decanatos mediante Jornadas de Oración, Retiro Espiritual mediante WathApp, Acampada Virtual por la Plataforma de ZOOM y de Google Meet, Jomada de Pentecostés, etc.

También se propició continuar con las reuniones Virtuales y Mateadas por Decanatos

Una de los desafíos que tenemos como Pastoral de Juventud es la integración con la Pastoral Universitaria y poder generar propuestas para la conformación de grupos juveniles para que los jóvenes que tomen el Sacramento de la Confirmación puedan vincularse en algún grupo dentro de la Iglesia

El equipo de Pastoral de Juventud actualmente se encuentra conformado por

EQUIPO ASESORES DIOCESANOS: Padre Adrián Roelly, Hna Antonella Maciel y  Padre Pablo Delgado

COORDINADOR DIOCESANO: Walter Herrera

SECRETARIA: Betiana Aguirre Ortiz

ECONOMIA: Nora Cecilia Machuka

FORMACION: Nancy Espig

Referente CASA DE LOS JOVENES: Ramón Sánchez

La vicaria de educación transita grandes desafíos, exigencias y compromiso por instalar una visión que nos conduzca a una “educación integral y de calidad”. Mostrando la esperanza que nos sostiene, acompañado en los temores, los miedos y dolores a los alumnos con la certeza de Jesús   que nos alienta en nuestra vida es una realidad desafiante que nos invita a sacar lo mejor de nosotros mismos en los momentos más difíciles, y nos coloca frente a pregunta clave. ¿A quién educamos y desde qué cosmovisión? ¿Cómo educamos? ¿Para qué educamos?

Con criterio de comunión invitamos a los equipos de gestión de los colegios católicos de la diócesis a realizar estos últimos 8 años una modalidad de encuentro institucionales, de importante valor para generar espacios de intercambio, formación y producción colectiva de saberes pastorales y pedagógicos que en la escuela hoy necesitan los niños, niñas, adolescentes y jóvenes; dichos intercambios permiten aprender de las experiencias educativas compartidas. Y tejer redes para avanzar en propuestas afines o conjuntas con espíritu evangélico en los diferentes contexto y situaciones. Por ejemplo: Proyectos solidarios entre instituciones, proyectos de capacitación profesional en ESI y Bioética, proyectos de formación espiritual, proyectos recreativos capital e interior, proyecto de formación docente para el nivel superior, etc.

Los diferentes equipos directivos y representante legales de los colegios de todos los niveles de servicio público de gestión privada tanto de capital como del interior de la provincia, perteneciente a la diócesis continuaron sus actividades de coordinación a través de  la virtualidad durante el contexto de pandemia con el vicario de educación P. Gustavo de la Puente y el p Obispo Dante Braida; quien exhortó  a asumir la misión educativa del ciclo 2021 con “un estilo sinodal de vida, es  decir: “caminar juntos”. Pero ese caminar juntos es al mismo tiempo un caminar como hermanos, fraternalmente, con una permanente actitud de diálogo con Dios y con los demás buscando el bien de todas las personas con el corazón y el compromiso del Buen Samaritano”. Invito a promover en lo educativo la cultura del cuidado. Allí destaco: “la importancia de hacernos cargo los unos de los otros y también de la creación, para construir una sociedad basada en relaciones de fraternidad”. Remarco en este aspecto profundizar los vínculos entre escuela-familia, ya que la dinámica de la vida familiar conduce a exigencia en el aprendizaje y acompañamiento de los hijos donde se ve importante fomentar el diálogo en las familias para que puedan crecer cada día.

A todas las comunidades educativas de la diócesis nuestra gratitud por la enorme adaptación a los cambios imprevistos, a la alteración de horarios, al compromiso de educadores, de familias, de estudiantes, a quienes vimos en continua búsqueda de alternativas, incluso en contextos de pluralidad de vulnerabilidades.

Estamos repensando y construyendo una nueva escuela en la que valoramos mucho más el rol de los docentes y de los padres. Profundicemos en la pedagogía de la fraternidad, de la inclusión, de la dignidad de todos los niños, niñas y adolescentes. Las soluciones a las circunstancias extraordinarias a las que nos expone la pandemia no se generan confrontando sino afrontando las realidades en toda la profundidad de su complejidad.

Definimos a la pastoral social como; La actitud de servicio por la cual la Iglesia se hace presente en la sociedad, en las personas para orientar y promover el desarrollo integral individual y colectivo del hombre, y en las estructuras de la sociedad organizada, para que estén en función del hombre, creando espacios de participación, de escucha atenta, de igualdad, de búsqueda del bien común, velando por los derechos y deberes de todos, y aportando a la solución de problemas de acuerdo a los principios del Evangelio y la enseñanza de Cristo.

La Pastoral Social  tiene como visión el contribuir a la construcción del tejido social, en paz, en igualdad, y en armonía, y al desarrollo de la subjetividad de la persona; impulsar la formación en la Doctrina Social de la Iglesia para ser practicada y difundida en todos los sectores de la sociedad y promover en la comunidad la dimensión social de la pastoral como un instrumento de la evangelización, y de dialogo con la sociedad.

La Pastoral Social desarrolla su misión a través de dos ámbitos que si bien se distinguen, en el trabajo cotidiano se vinculan y se relaciona entre si a saber:

  1. Animación, coordinación y articulación con instituciones y movimientos eclesiales, vicarias, parroquias, entre otras.

Para esto y con el objetivo de un mejor aprovechamiento de los recursos, y tener presencia pastoral más amplia en el territorio, nos agrupamos, bajo el nombre de Pastoral Social, La Pastoral Carcelaria, Pastoral de la Salud, pastoral del Trabajo, Pastoral del migrante, Pastoral Jurídica, Comisión Justicia y Paz, Red Kawsay, y Caritas. y los referentes de todos los decanatos. Cabe destacar que tosas ellas mantiene su total independencia, identidad, organización, sus formas de pastoreo, y todo en cuanto se trate de su funcionamiento, nos agrupamos con el fin de articular acciones y colaborar en lo concerniente a la ejecución de algún proyecto o trabajo que requiere la participación o colaboración de otras pastorales.

  1. b) Vinculación, coordinación y acompañamiento con sectores de la sociedad, sectores políticos, sectores económicos y sectores sindicales, movimientos sociales, del ámbito de la cultura, intelectuales, académicos y universitarios.

Para esto, constantemente estamos en dialogo, en escucha, y en acompañamiento con los distintos sectores de la sociedad,  con el objetivo de hacer saber de la cercanía y predisposición de la Iglesia Riojana en acompañar a cada uno de los hermanos en todo momento, si bien no hacemos políticas públicas, pero tratamos de acompañar e influir en ellas para que los beneficios lleguen a quienes los necesitan, y estén en concordancia con la búsqueda del bien común, del cuidado del medio ambiente, resguardar la igualdad ante la ley, respetar, hacer respetar, y que llegue a todos la justicia, con una disponibilidad especial a los amados por Jesús, los pobres, a los cuales la Pastoral social debe estar presente y atenta, para lograr su desarrollo integral.

El área de la Pastoral Catequética Diocesana de La Rioja,  tiene como fin hacer crecer, desde la catequesis, el reino de Dios en nuestra Diócesis, compartiendo experiencias, proyectos, inquietudes de nuestra vida como catequistas y también de quienes acompañamos, niños, jóvenes, adultos, y familias, promoviendo la formación y el acompañamiento de los catequistas.

Tiene la catequesis en La Rioja, una rica y variada historia, entretejida con hermosas experiencias vividas a lo largo de muchos años de caminar en pos de la unidad y el servicio, y es a partir el año 2019, cuando Monseñor Dante Braida, forma una Comisión Diocesana de Catequesis con el fin de acompañar el desarrollo de los diferentes ámbitos de la catequesis en nuestra diócesis, brindar formación y acompañar a los catequistas desde este espacio.

Esta Comisión está organizada por Áreas y por Decanatos, las mismas, las siguientes: Iniciación Cristiana, Catequesis Especial, Catequesis de Adultos, Animación Bíblica y Liturgia y Catequesis de la Periferia, siendo asesorada en la actualidad por el Pbro. Jorge Hilal.

Esta Comisión o Junta Diocesana está abocada en la actualidad principalmente en la elaboración de un Proyecto Diocesano de Catequesis que sirva de ayuda y herramienta de los catequistas en su tarea evangelizadora, además de brindar Formación para Formadores, abocándose en esta primera etapa a la preparación en el Área de la Catequesis Prebautismal, así como la participación en la Juntas  a nivel Nacional y Regional del NOA.

La Comisión Diocesana para la Protección de Niños, Niñas, Adolescentes y Adultos Vulnerables (NNAyAV) tiene el fin principal de promover su cuidado integral y que las actividades que se realicen con ellos se desarrollen en ambientes seguros previniendo todo tipo de maltrato o abuso. También se ocupará del acompañamiento pastoral integral a quienes manifiesten haber recibido algún tipo de abuso en el ámbito de la Iglesia.

Esta comisión ya ha elaborado unas “Guías de buenas prácticas para ambientes sanos y seguros -Protocolo de prevención y acompañamiento-” para saber orientar las acciones en todos los ámbitos donde se desarrollan tareas pastorales.

Las tareas que desarrolla están organizada en diferentes equipos:

  1. Equipo de Formación en Prevención: se ocupa de la capacitación de agentes de pastoral y difundir las Guías de buenas prácticas para ambientes sanos y seguros.”
  2. Equipo de Acompañamiento: lleva adelante la atención, contención, orientación espiritual, psicológica, jurídica y canónica de personas afectadas por una situación de abuso.
  3. Equipo de Recepción de informes: brindará una escucha atenta y hará un primer discernimiento para orientar los pasos a seguir a partir de la develación o anoticiamiento de alguna situación de abuso.

El papa Francisco, ha establecido que en cada diócesis existan estas comisiones y nos alienta permanentemente a tomar medidas concretas para que todos en la Iglesia asumamos la responsabilidad de promover la ‘cultura del cuidado’ a través del establecimiento de normas claras de conducta para el trato correcto con NNAyAV: “La protección de los menores y las personas vulnerables es parte integral del mensaje del Evangelio que la Iglesia y todos sus miembros están llamados a difundir por todo el mundo. En efecto, el mismo Cristo nos confió el cuidado y la protección de los más pequeños e indefensos: «el que recibe a un niño como éste en mi nombre, me recibe a mí » (Mt 18, 5). Por tanto, todos tenemos el deber de acoger con generosidad a los menores y personas vulnerables y crear un entorno seguro para ellos, dando prioridad a sus intereses. (Carta “Sobre la Protección de Menores y personas vulnerables”)

Objetivos logrados inicialmente en 2021

  • Dar a conocer el texto final de Guías de buenas prácticas para ambientes sanos y seguros (Protocolo de prevención y acompañamiento)
  • Conformar el Equipo de Formación en la Prevención y convocar a los referentes parroquiales
  • Difundir los objetivos de la Comisión, los contactos para la recepción de informes y prácticas para ambientes sanos y seguros a través de la pág web, material impreso y a través de las redes.
  • Convocar acompañantes espirituales y en psico terapia, acordando criterios y procurando la autoformación
  • Dar a conocer el protocolo de acción en las comunidades parroquiales ante posibles abusos sexuales a NNA o personas

 

Para informar o dar noticia de un posible abuso en el contexto eclesial:

  • Director Diocesano de Liturgia y Maestro de Ceremonias: Pbro. Pablo Enrique Delgado.
  • Vice Director Diocesano de Liturgia: Pbro. Lucas Santiago Barroso.
  • Director del Coro Diocesano: Prof. Nelson Alexander Ramírez.

«Toda celebración litúrgica, por ser obra de Cristo sacerdote y de su Cuerpo, que es la Iglesia,  es acción sagrada por excelencia, cuya eficacia, con el mismo título y en el mismo grado, no la iguala ninguna otra acción de la Iglesia» (S.C. N° 7)

El modo visible de esta acción de todo el Cuerpo Místico de Cristo –Cabeza y miembros– es el acto litúrgico. El ejercicio del sacerdocio de Cristo se hace visible a través de los signos en las acciones litúrgicas.

En cada celebración los bautizados se reúnen para escuchar la voz de Jesús, profesar públicamente su fe en él y encontrarse entre los hermanos. El Servicio Litúrgico Diocesano contribuye  ayudar a que cada persona pueda vivir, experimentar y manifestar el misterio que se celebra en cada liturgia.

El Servicio Diocesano está  conformado por más de 20 miembros permanentes de las distintas parroquias de la ciudad y dividido en variadas áreas de trabajo que forman una estructura al servicio de la animación litúrgica. Periódicamente se realizan las reuniones para preparar las celebraciones que preside el Obispo en la Iglesia Catedral, como la preparación del material litúrgico de diversas celebraciones que se realizan en las parroquias de la Diócesis.

La Misa Crismal, el Corpus Christi, las ordenaciones diaconales y sacerdotales, y las Fiestas Diocesanas de San Nicolás, son preparadas con especial empeño. Cada detalle es importante para propiciar una fructuosa participación, la formación de temarios de reflexión, redacción de guiones, preparación de los lectores y guionistas, la selección de los ornamentos del obispo y los concelebrantes, el repertorio musical, y la disposición y ornamentación del templo, entre tantos otros, son la expresión visible de un servicio que se prepara en un camino de oración, formación y discernimiento.

Un área importante es el Ministerio De La Música y el Canto, conformado por más de 20 miembros que animan cada celebración diocesana. La formación litúrgica-musical es una tarea permanente de Servicio Litúrgico, brindando enseñanza de canto y lectura musical como de una adecuada preparación para la selección de los cantos que deben animar cada celebración.

Una adecuada formación litúrgica y una esmerada preparación de cada acto litúrgico contribuyen a expresar la unidad del pueblo cristiano, y una vivencia fructuosa de los dones, ministerios y carismas con los que el Espíritu Santo bendice y enriquece a la Iglesia.

Este espacio, surge a partir de la convocatoria de Monseñor Dante Braida, en el mes de marzo de 2020, a dos representante de cada movimiento  pertenecientes a la Diócesis de la Rioja, para integrar la mesa de movimientos con el objetivo de abrirnos al dialogo de tal modo que permita caminar juntos para discernir los signos de los tiempos y asumir los desafíos que se nos presentan. Haciendo de la iglesia una familia que confía en cada uno de sus hijos e hijas reconociendo que cada bautizado tiene un lugar propio en este caminar.

Una Iglesia- familia que se deja interpelar por los sueños y necesidades de aquellos con quienes se encuentra para que, a partir de allí llevar a delante su misión evangelizadora con un espíritu decididamente misionero, en constante salida, buscando siempre llegar a los mas alejados y de modo particular a quienes están en situación de vulnerabilidad.

Monseñor Dante Braida, nos invita que cada movimiento eclesial fortalezca su vida orante y el compromiso concreto con la misión, sea concebido también como grupo de oración y de misión, como comunidad cristiana tenemos mucho que aportar porque el compromiso con el bien común, la construcción de un mundo  más inclusivo y participativo es esencial de nuestra identidad ya que la relación profunda de Dios Padre, con su hijo Jesucristo y con el Espíritu Santo nos ubica en un mundo como hijos mirando siempre al otro como verdadero hermano.

Los encuentros de movimientos se realizan una vez por mes, en tiempo de pandemia mundial la modalidad es a través de la plataforma virtual para transitar y reflexionar como iglesia y Laicos comprometidos en un camino Sinodal. Conociendo los carismas y riquezas de cada uno. Estas conclusiones luego son expuestas por su representante en el Consejo Diocesano Pastoral la cual, está integrada por Laicos, pastores, consagrados.

Para que este “caminar sea fecundo y sea fuente de una vida plena para todos, será necesario cultivar algunas actitudes  concretas e indispensables para CAMINAR JUNTOS”.(mensaje de Mons.Dante Gustavo Braida  1° de enero de 2020)

El papa Francisco en su última enclítica sobre la Fraternidad y la amistad social, nos alienta a soñar y construir juntos una sociedad mejor al decirnos que todos “ gozamos de un espacio de corresponsabilidad capaz de iniciar y generar nuevos procesos y transformaciones… hoy estamos ante la gran oportunidad de manifestar nuestra esencia fraterna, de ser otros buenos Samaritanos que carguen sobre si el dolor de los fracasos. con el deseo de ser constantes e incansables en la labor de incluir, de integrar y levantar al caído”( Fratelli Tutti- Hermanos todos N.º 77).

“Para construir una sociedad mejor, es clave fomentar una cultura del dialogo permanente entre todos los sectores permitiendo la participación de todos”, un país crece cuando sus diversas riquezas culturales dialogan de manera constructiva”( Fratelli Tutti- Hermanos todos N.º 199).

GUIA DIOCESANA