Jóvenes del Decanato San Francisco – Una Iglesia que vea a Dios presente en los jóvenes

0
55

Creemos en el Dios que ama a los jóvenes

En la Asamblea Diocesana de Pastoral de Juventud, el decanato San Francisco Solano fue el decanato con mayor presencia de jóvenes representando a sus Parroquias. Comprende a la Parroquia Espíritu Santo, Señor del Milagro, Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás, Santa Rita, Nuestra Señora de Fátima, Divino Niño, Beatos Mártires. Al escucharlos y ver sus caras expresaban gran gozo y buen ánimo por lo vivido en la Asamblea que ya estaba llegando a su fin. Parecían un gran grupo de amigos y estaban acompañados por la Hermana Teka de la Asunción y el Hermano Gabriel Osorio, salesiano.  Aquí compartimos la entrevista:

¿Qué esperan como Jóvenes de la Iglesia?

Que nos escuchen, que nos incluyan, una iglesia de puertas abiertas para abrazar al que viene

¿Qué le dirían a la Iglesia?

Que se anime a romper las estructuras ya establecidas y a confiar en los jóvenes. Que crea en los jóvenes y los abrace.  Que descubra a Dios presente en los jóvenes.

¿Qué misión creen que tiene Jesús para ustedes?

Jesús quiere que seamos felices que transformemos nuestras vidas y descubramos nuestros dones para ofrecerlos a los otros.

Nos pide que estemos, acojamos, abracemos y ayudemos a transformar la vida a otros jóvenes. Que nos Comprometamos en la transformación de la realidad promoviendo la Justicia y la vida digna.

Él nos ayuda a encontrarle sentido a la vida.

¿Por qué piensan que están aquí?

Porque nuestra vida es con los jóvenes y para conocer y acercarnos más a Jesús. Para ver la forma en la cual en nuestras comunidades se están moviendo y plantear soluciones a las problemáticas que realmente se ve en todas las comunidades. También para buscar una respuesta y que las personas que van a estar cercanos a la Diócesis que trabajen en conjunto con nosotros en base a los que necesitan los chicos.

Como jóvenes queremos ser iglesia para defender la voz y el pensamiento de los jóvenes. Deseamos ser apoyo y presencia junto a los jóvenes porque todos y todas somos importantes.

¿Quieren agregar algo más?

Jesús vive te quiere vivo. Deja tu huella.

Joven: vergüenza si, miedo no.

¡Gracias jóvenes del Decanato san Francisco por su testimonio fresco y auténtico!