Misión de ENDEPA: Equipo Nacional de Pastoral Aborigen

0
55

Salir al Encuentro de los Pueblos Aborígenes con un abrazo fraterno y hermanado

En la semana de los pueblos Aborígenes entrevistamos a Olga Rodríguez Cosentino, Miembro del Equipo Diocesano de Pueblos Aborígenes de Mendoza y Referente de ENDEPA de la región NOA.

Olga, de negro en el centro junto al Equipo Diocesano de Mendoza
Aquí su testimonio
ENDEPA es el Equipo Nacional de Pastoral Aborigen. Depende de la CEPA, la Comisión Episcopal de Pastoral Aborigen formada por 4 obispos, presidida por Monseñor Scozzina, Obispo de Orán que a su vez depende de la Conferencia Episcopal Argentina.
ENDEPA está organizada con un coordinador/a nacional que se elige en Asamblea y los 6 coordinadores regionales. Dos por cada una: NEA, NOA y SUR. Su funcionamiento es horizontal siendo la Asamblea el órgano más importante y está formada por los delegados diocesanos quienes, junto a los regionales y el nacional diseñan y definen las acciones y objetivos, la misión, la visión que se van realizand de modo organizado junto a la CEPA.
ENDEPA surge en los ‘ 70 desde la iniciativa y el voluntariado de varias personas del NOA que transitando un camino difícil se acercan a los pueblos originarios para conocerlos y aportar soluciones, conocer sus culturas, sus vidas marginadas sin atención estatal. Eran religiosos y religiosas con algún obispo y de a poco fueron ganando un lugar en la Iglesia hasta llegar a la creación de ENDEPA unos 10 años después. Llevan 50 años acompañando a los aborígenes.
En algunas Diócesis está EDIPA, Equipo Diocesano de Pastoral Aborigen y en este camino se han ido fortificando, sumando gente, creando alianzas con instituciones que le dieron un camino más seguro para lograr sus objetivos. el deseo es que en La Rioja se conforme el Equipo Diocesano.
Los avances de ENDEPA han sido muchísimos sobre todo el crecimiento a nivel nacional. Las diócesis que se suman generan alianzas de apoyo a los pueblos indígenas en la lucha por sus visibilización que viene desde antes de la Constitución de 1994, en donde se los reconoce como pueblos originarios con todos sus derechos. Junto a esto tiene reconocimiento como Institución en Argentina y América Latina dentro y fuera de la Iglesia acompañando a aborígenes católicos y no católicos. Otros de los avances son las capacitaciones hacia adentro y hacia afuera, especialmente a nivel legal. Se ha generado un reconocimiento a nivel gubernamental, social e institucional a la vez que se ha puesto de manifiesto el poco apoyo que las políticas públicas les dan omitiendo la Constitución Nacional. Estos pueblos están aún lejos de la autodeterminación y autodesarrollo pero a partir del documento Querida Amazonía ha crecido su identidad.
Los caminos que nos quedan transitar como Iglesia es la sinodalidad, el encuentro, el abrazo fraterno y hermanado con el mismo objetivo de un mundo mejor para todos desde el respeto por la diversidad, sin imposiciones sino en libertad con equidad e igualdad.
capacitaciones
Los avances y e reconocimiento constante del Papa, que nos llama a tener presente esta historia sangrante de la conquista de América son luces a la par de sombras constituidas principalmente por la falta de formación de los futuros sacerdotes, religiosos y religiosas sobre la pastoral aborigen, sus realidades, la validez de sus memorias, su historia ancestral, su cosmovisión, las prácticas ancestrales desde lo religioso, lo lingüístico, lo cotidiano. Cuidarlos del avasallamiento de sus personas, su territorio, su cultura. El gran desafío de ENDEPA, principalmente con sus voluntarios, es que sea conocido por todos la situación que viven los pueblos originarios. En esta línea se ha avanzado mucho en la educación con la capacitación docente de los aborígenes quienes en los colegios de los lugares en donde viven se desempeñan como ADI: Auxiliar docente indígena o como MEMA: Maestros espaciales de modalidad aborigen quienes colaboran para mantener la memoria ancestral de los niños y jóvenes. También se han integrado a las universidades y hoy hay muchos profesionales que trabajan para mejorar la calidad de vida de sus pueblos. Así mismo desde 2004 se mantiene en los territorios indígenas se desarrolla una educación bilingüe. El gran desafío es extender en la currícula escolar y en la de formación docente el conocimiento de los pueblos originarios que es una riqueza multicultural que tiene nuetro país.

¡Gracias Olga y ENDEPA por mostrarnos a estos hermanos y caminar a su lado tras su dignidad como hijos de Dios!