Homilía Monseñor Braida – Viernes Santo, Santuario Señor de la Peña

0
43

Del DESPOJO total surge la LUZ para la humanidad

Homilía de Mons. Dante Braida pronunciada la Celebración de la Pasión en el Santuario del Señor de la Peña, La Rioja, 07/04/2023– Textos bíblicos: Isaías 52, 13-53, 12; Carta a los Hebreos 4, 14-16; 5, 7-9; Juan 18, 1-19, 42  –

Estamos en el Santuario Natural del Señor de la Peña quien nos ha traído aquí llevados por nuestra fe y nuestra esperanza.

  1. Contemplamos a Jesús que por amor asume el camino de la cruz. Ultrajado, burlado, despojado de todo es LUZ para una vida humana vivida en plenitud. Como dice el profeta Isaías “A causa de tantas fatigas,  él verá la LUZ.
  2. Jesús es despojado de todo. Nos trae un claro mensaje: Aprender a vivir en la sobriedad, valorar lo poco. Jesús manifiesta verdaderamente su condición humana cuando, por amor, lo da todo por los demás y por seguir los designios de su Padre.

Nos dice el papa Francisco: “La espiritualidad cristiana propone un modo alternativo de entender la calidad de vida, y alienta un estilo de vida profético y contemplativo, capaz de gozar profundamente sin obsesionarse por el consumo… La constante acumulación de posibilidades para consumir distrae el corazón e impide valorar cada cosa y cada momento. En cambio, el hacerse presente serenamente ante cada realidad, por pequeña que sea, nos abre muchas más posibilidades de comprensión y de realización personal. La espiritualidad cristiana propone un crecimiento con sobriedad y una capacidad de gozar con poco. Es un retorno a la simplicidad que nos permite detenernos a valorar lo pequeño, agradecer las posibilidades que ofrece la vida sin apegarnos a lo que tenemos ni entristecernos por lo que no poseemos. Esto supone evitar la dinámica del dominio y de la mera acumulación de placeres.”(Laudato Sí, 222)

  1. Las personas que sufren hoy en el mundo.

Junto a Jesús, sufriente, ultrajado, burlado, despojado de todo ponemos a todas las personas hoy más sufren por las injusticias:

Los que no encuentran el sentido de la vida, los que están solos, los enfermos, los presos, los que son despojados de un salario digno, los que no tienen una educación adecuada, los pobres  y tantos más.

  1. Jesús nos Invita a asumir la cruz, la que cada uno lleva,  con fe y en comunidad. Asumir la Cruz CON JESÚS.

Llevar la cruz es ser  fieles al Evangelio y un claro signo de esperanza en un mundo que tanto la necesita.

Hoy estamos en el Señor de la Peña, santuario que nos congrega desde hace mucho tiempo. Aquí sentimos la presencia de Jesús que carga con nosotros nuestra cruz y la de nuestros hermanos.