Devoción a Santa Rita, patrona de los imposibles

0
490

Devoción a Santa Rita, patrona de los imposibles

Santa Rita, patrona de los imposibles tiene, en La Rioja, muchos devotos. Principalmente en dos lugares, Catuna y Chilecito en donde se congregan decenas de miles de personas siendo la protectora de los Departamentos de General Ocampo y de Chilecito respectivamente. También la veneran en la ciudad de La Rioja y otros departamentos.

Los promesantes van con una capa negra para asemejarse a la vestimenta de la santa y todos quieren tocarla y se emocionan a su paso.

Su fiesta se celebra cada 22 de mayo con una novena previa, también la santa visita capillas y localidades vecinas creando un clima de fraternidad y júbilo entre las comunidades.

El nombre de esta santa mujer que llegó a estos cielos para protegernos es Margarita Lotii Ferri de Mancini, Rita sería su apócope; nació el 22 de mayo en la aldea de Roccaporena, 5 km al oeste del pueblo de Cascia (provincia de Perugia, región de Umbría en Italia) en 1381 y falleció,el 22 de mayo de 1457. El mismo día, a la edad de 76 años.

Nació de padres mayores. A pesar de que quería ser monja, cuando tenía 14 años de edad sus padres la casaron con un hombre de pueblo, llamado Paolo Mancini. Con quien sufrió mucho encontrando consuelo en la oración y le devolvió su crueldad con bondad, logrando su conversión a Cristo con el paso de los años.

Tuvieron dos hijos mellizos, Jacobo y Paolo. Un día Mancini —que trabajaba como sereno de la aldea de Rocca Porena y tenía muchos enemigos por sus fechorías pasadas- fue emboscado y asesinado. Una vez viuda, pero aliviada ya que había logrado que Paolo muriera en paz, Rita pidió la admisión al monasterio de las agustinas de Santa María Magdalena, en Cascia (establecido en 1256). Pero no fue aceptada debido a que sólo se permitían vírgenes. Un año más tarde (1417) también murieron sus dos hijos púberes. Fallecieron ambos al mismo tiempo, de muerte natural. Rita los había preparado plenamente para encontrarse con Cristo. Con un amor heroico por sus almas, le había suplicado que ambos adolescentes murieran, porque temía que estuvieran planeando vengar el asesinato de su padre (la ley de la vendetta). Habrían cometido así el pecado de la venganza, lo que hubiera condenado sus almas eternamente. Ambos se enfermaron y murieron, también pidiendo perdón a su madre por todos los dolores que le habían causado.

Ya sin obligaciones familiares, Rita fue aceptada en el convento, recibió los hábitos de monja, y más tarde realizó su profesión de fe. Tenía 36 años. En el convento, Rita se entregó a una vida de oración y penitencia.

Uno de los símbolos de santa Rita es la rosa. En su vejez, ella contaba que su marido le prohibía dar de comer a los pobres. Un día en que estaba saliendo de su casa con un pan bajo sus ropas, Mancini la confrontó y le quitó el vestido: pero el pan se había convertido milagrosamente en rosas.

Al final de su vida, la visitó su prima de su aldea de Rocca Porena. Le preguntó si quería algo y Rita le pidió que le llevara una rosa del jardín del convento. En pleno invierno, la prima creyó que no encontraría nada, pero cuál no sería su sorpresa al encontrar un pimpollo de rosa. Se lo llevó a Rita. Esa rosa representaría el amor de Cristo hacia Rita, y la capacidad de Rita de interceder por las causas imposibles.

Es por eso que generalmente se la pinta sosteniendo rosas, o con rosas apoyadas en el piso a sus pies.

Su devoción fue desarrollada en La Rioja por por el Gobernador Gordillo a comienzos del siglo XIX.

La Parroquia Sagrado Corazon de Jesús de Chilecito, se considera Santuario de Santa Rita y se exhiben en el interior del templo distintos hábitos que la imagen de la Santa ha usado a lo largo del tiempo. Distintos eventos culturales y musicales acompaña las noches de la novena, con gran participación de la comunidad. La imagen es de madera. Maniquí que articula sus brazos y solo tiene tallado su rostro y sus manos. Es de estilo candelero y de vestir. Sus trajes son renovados con regularidad.

Porta una corona de espina, (única en el mundo), desde que Domingo de Castro y Bazán, impusiera su nombre a la antigua ciudad de Chilecito. En su pecho, lleva un prendedor con las iniciales JHS, que alude a la Sagrada Humanidad de Cristo, el Salvador.

Esta imagen es más antigua que la imagen procesional de la ciudad de Casia, porque hasta el año 1900, solo había en su ciudad, estandartes y frescos. La imagen de Chilecito tiene más de 300 años. Casi 2 siglos antes de la Canonización de Santa Rita, (año 1900 por el Papá León XIII), los chileciteños canonizamos de hecho a la Beata Santa Rita (beatificada en el año 1628). Es muy valiosa desde el punto de vista del patrimonio artístico y cultural.

En cada fiesta están presentes cerca de 20000 personas. 3 mil personas peregrinos de Cruz del Eje, Soto, Famatina, Villa Unión y otros lugares de la provincia.

En Catuna, la zona de Los Llanos, ocurre otro tanto pero con el doble de concurrencia. La Imagen es de similar estilo, de madera, con rosas en la mano derecha y un crucifijo en la izqierda. Más pequeña que la de Chilecito, su vestimenta tiene bordados dorados con algunos hilos de oro. Todo realizado por devotos y ofrecido por los favores concedidos. 

A continuación, detalles de la misma

Los peregrinos se llegan en caballo, bicicletas, a pie y todos imploran la bendición de esta santa que es muy popular entre los riojanos y valorada como ejemplo de mujer y esposa.

Fiesta de Santa Rita en Chilecito

 

Fiesta de Santa Rita en Catuna