Un espejo que nos refleja: La Asamblea Sinodal Diocesana

0
46

Por Comunicación Diocesana

Sábado 23 de abril de 2022

Un espejo que nos refleja: La Asamblea Sinodal Diocesana

En este encuentro de representantes de Parroquias y Áreas pastorales de la Diócesis compartimos las escuchas que nos dieron un panorama de nuestra Iglesia Diocesana. Fue un verdadero espejo de lo que somos en donde cada uno debe mirarse y mirar a su hermano, mirar el conjunto de nuestra Provincia en donde está nuestra Diócesis. A partir de esa mirada detenida, discernida, compartida crear respuestas pastorales adecuadas a este tiempo.

Monseñor Dante, junto con el agradecimiento y la bienvenida nos alentó a “ser Comunidad en salida que llevemos la fraternidad, la misericordia, la oración a todos. Salir, no quedarnos dentro. Angelelli hablaba de la pastoral en conjunto, un estilo pastoral en donde todos nos sintamos co-responsables de la misión de la Iglesia, una Iglesia que escucha a todo el Pueblo de Dios, que discierne, que no decide por la mayoría y se anima a seguir andando por el camino en donde resuenan los corazones”

Participamos 142 personas representando a todas las Parroquias y Áreas de Pastoral. Contemplando la metodología de las escuchas y de las síntesis, cada Decanato y cada Área expuso con gran fidelidad a lo recogido y la asamblea tuvo una escucha respetuosa y activa. Terminado este momento que llevó toda la mañana, nos dedicamos por la tarde a hacer miniplenarios con las Luces, las Sombras y las Esperanzas basadas en las inspiraciones del Espíritu Santo. El momento de mayor comunión fue la Eucaristía. A continuación nos despedimos con el gran deseo de ser Iglesia en Salida y de no dejar de mirarnos a ese espejo que nos facilitó este encuentro. De ahora en más un equipo de redacción generará un nuevo documento que será sometido a una nueva escucha y desde allí aportar al camino sinodal que Dios quiere que recorramos.

Todos los asistentes, venidos de todas partes de La Rioja, tanto mujeres como varones, tuvimos el gozo de sentirnos pueblo de Dios, de representar a otros hermanos y de estar en modo presencial. El coro animó la jornada y ayudó a vivir más profundamente la Misa. Un equipo de Cáritas ofreció el almuerzo, mujeres de catequesis organizaron los espacios y ambientaron el lugar y la Escuela Pío XII prestó sus lindas instalaciones. Todos sentimos la presencia de Dios, el calorcito de la Virgen del Valle, la protección de San Nicolás y el Niño Alcalde y el testimonio desafiante de los Beatos mártires. Fue una verdadera gracia compartir con Fray Miguel Ángel López, el Padre Miguel La Civita y el Padre Roberto Queirolo, amigos de los 4 mártires. También nos dio mucha alegría la presencia del Padre Francisco (misionero francés) y 4 miembros de la nueva Parroquia Beatos Mártires Riojanos.

Entre las escuchas sobre las Luces resonaron la religiosidad popular, la vida de los mártires, la Iglesia como lugar de encuentro y de vida familiar, el compromiso con los que sufren. Las Sombras fueron identificadas con el clericalismo, el abuso de poder, el maltrato, la falta de espacios genuinos para la mujer y para los jóvenes. Finalmente las Esperanzas se basaron en seguir nuevos modos de evangelización de acuerdo a los contextos, apropiarnos de los dones y gracias que nos regala Dios, ser hermanos y compañeros de camino como Pueblo de Dios.

Damos gracias por este espejo que con matices refleja nuestra realidad y damos gracias particularmente por la fuerza del Espíritu Santo que nos inspira para ¡seguir andando nomás!