“Ser docente es un compromiso muy grande porque exige mucho de humanidad, mirar como Cristo, ser compasivo, misericordioso, justo…”

0
68

En el día del maestro, recordando a Jesús el Buen Maestro, reconocemos a tantos docentes que de manera silenciosa llevan adelante esta loable tarea. Hoy compartimos el testimonio de María Teresa Mercado, una docente muy querida entre sus colegas por su amabilidad, paciencia, servicial, de gestos atentos y silenciosos, pero sobre todo con gran vocación docente con sus pequeños estudiantes.

DigitalMin: ¿Cómo surge tu vocación de docente?

Tere nos cuenta que su vocación como docente surge casi sin querer «cumpliendo funciones en un plan de empleo joven en el centro vecinal en el B° Vargas. Allí funcionaba un Centro de Apoyo Escolar (CAE), enseñaba ahí, no me había dado cuenta que le ponía mucho empeño, buscaba los libros, preparaba actividades para los chicos quienes empezaban a llamarme seño. Un día mi hermano me dijo “te gusta enseñar, ¿por qué no estudias para maestra?”  “Y dije tenés razón, realmente me gusta pero no me había dado cuenta antes. Después lo tomé en serio y empecé a estudiar en el profesorado.”

Me encanta trabajar con niños, su espontaneidad, el cariño, la energía que demandan y dan porque nos movilizan y motivan. Es hermoso compartir sus vidas de pequeños y después encontrarlos en la vida, es gratificante verlos crecer y ver que superaron dificultades que en algún tiempo tenían, da mucha satisfacción que te reconozcan y digan seño, quizás ya no recuerden el nombre, pero si de nosotros o de alguna situación. Me ha tocado muchas veces encontrar alumnos, que se acordaban de mí, y esto le da un plus. Es hermoso formar parte de sus vidas y de las familias, quedamos en su historia como ellos en la nuestra.

DigitalMin ¿Qué maestros te inspiraron y quienes te inspiran hoy?

Mis maestras del primario, tuve la dicha de tener excelentes docentes, algunas eran vecinas del barrio, muy buenas personas principalmente y buenas docentes. En el profesorado me crucé con personas muy agradables y buenas con grandes conocimientos y me inspiraron a ser buenos formadores. Recuerdo en la escuela Pío XII, la Seño Betty Goyochea, se sentaba a la par a explicarme y enseñarme, de algún modo me ayudaba a inspirarme. Me sentía con la guía.

Quienes me inspiran hoy son mis compañeras, el compartir con ellas, animan a seguir, me animan a no bajar los brazos, creo que las comunidades educativas nos inspiramos y sostenemos entre todos, los directivos muchas veces son los motores.

También me inspira, desde que entré a trabajar en el Colegio Sagrado Corazón, la fundadora, Madre Catalina, ella me inspira mucho como mujer, a seguir firme como uno es: docente, madre, hija, tía, madrina, pero sobre todo en los tiempos que vivimos hoy como mujer, me inspira porque tenemos dificultades como ella en su tiempo, pero también me inspira a seguir confiando en Dios, a tener firmeza en la fe, que en eso por ahí decaemos. Le tengo una gran admiración cada vez que leo sus frases o escucho algún relato sobre la vida de Madre Catalina me inspira un montón. Fue una gran mujer y lo sigue siendo en su obra y legado que nos dejó.

DigitalMin ¿Cómo se vinculan la fe y tu vocación?

Mi vocación es un servicio, porque la Educación es un Servicio. Es muy lindo vincularlo con lo que uno cree, es poder hablar sin guardarse nada sobre lo que pasa por la mente y corazón, los valores del Evangelio que uno busca y tiene atesorado en el corazón. Poder hablarlos, compartirlos, que es lo más difícil, ya que a veces se torna difícil.

Ser docente católico es un compromiso muy grande porque exige mucho de humanidad, mirar como Cristo, ser compasivo, misericordioso, justo y prepararse. Es hermoso ser docente y en tu mismo trabajo poder profesar la fe sin tabúes en este tiempo donde somos incomprendidos los que seguimos a Cristo.

DigitalMin: Como estamos en septiembre, mes de la Biblia, le pedimos a María Teresa que nos comparta sus citas bíblicas favoritas.

“No temas porque yo estoy contigo” Is.40, 10  y otra es “Vengan a mi todos los que están cansados y agobiados que yo los aliviaré” Mt. 11, 22

¡Gracias Tere por compartir tu testimonio!

¡Feliz día a todos los docentes!

¡Que Jesús, Buen Maestro los bendiga!