San Nicolás, un Santo milagroso

0
106

La Hermandad de San Nicolás

Ramón Costa y Hugo Díaz

Ramón Costa y Hugo Diaz son de la ciudad de La Rioja y se desempeñan como alférez mayores de la hermandad de San Nicolás de Bari de la Catedral de esa ciudad. Su misión nace de una promesa que ellos u otra persona hizo con el santo para que dedicara su vida a servir a San Nicolás.  Son los 12 aspirantes que luego pasan a formar el grupo de los 12 apóstoles y dentro de los 12 apóstoles se eligen los alférez que llevan la bandera y estandarte de San Nicolás a caballo detrás de los aspirantes y apóstoles. Su tarea es servir al santo, bajar su imagen, vestirlo para las fiestas, volverlo al trono y custodiarlo tanto los días de las fiestas de Invierno como las de verano y en el Tinkunaco cuando está fuera de su trono en el crucero de la Catedral. Le hacen la guardia todos los días de las novenas.

Los dos afirman que son firmes devotos de San Nicolás porque es un santo cercano y muy milagroso. Ramón cuenta que ha recibido muchos milagros, dos en situaciones extremas, contra una pared y un caballo en que gritó ¡San Nicolás! Y no le pasó nada. Desde hace más de 50 años es servidor del santo. Hugo dice que en cambio la promesa la hizo su madre al quedar él sin trabajo. Se fue a Buenos Aires, volvió y ella le dijo que le prometería a San Nicolás que entraría en la Hermandad si le devolvía el trabajo, lo que él aceptó. No sólo recuperó el trabajo, sino que lo dejaron en planta y se jubiló en el mismo lugar por lo que no puede menos que confirmar el milagro de San Nicolás. Al mismo tiempo Hugo y Ramón cuentan que en las enfermedades es cuando el santo de los riojanos se porta mejor por eso recomiendan tener fe en Dios que a través de San Nicolás lo va a conseguir. Finalmente detallan que no es sólo cuestión de pedirlo en cualquier parte, sino de venir a la Iglesia, a la imagen y seguir viniendo, la fe no se vive lejos del santo, sino cerca y siempre.

San Nicolás cuya imagen data del siglo 17 sigue presente en los riojanos quienes en las familias alguien lleva su nombre y con respeto y reverencia se llegan cotidianamente y en su fiesta a visitar a este santo y milagroso protector.

Para ampliar la historia de San Nicolás, leer más: http://diocesislarioja.org/san-nicolas-de-bari/