Presentación y envío de la Pastoral de Adicciones de la Diócesis de La Rioja

0
70

Presentación y envío de la Pastoral de adicciones

El 26 de junio se vivieron dos momentos en relación a la Pastoral de Adicciones:La presentación en el Salón San Nicolás de Bari del Obispado de La Rioja y la bendición y envío en la Misa de la Catedral, así este espacio comenzó un nuevo camino en su misión de servir al herido y en él al mismo Jesús.

Estuvieron, ante un importante público, los grupos que con un camino ya recorrido conforman este espacio: Alcohólicos Anónimos, Centros Barriales y Hogares de Cristo, el Grupo Servidores de Dios y María Santísima guiados por el Espíritu Santo, Misioneros de Francisco, Grupos de Esperanza Viva de La Rioja y Chilecito, Comunidad Terapéutica Fazenda de la Esperanza “Virgen de Lourdes”, Grupo de Aspirantes a Diaconado Permanente y el Grupo de Familiares de personas con adicciones . Inició el encuentro monseñor Braida y luego, cada uno de esos grupos expresó sus vivencias y objetivos.

Mons Braida explicó que un camino pastoral es un camino con Jesús que sale al encuentro del que sufre. Pastoral hace referencia al Buen Pastor que es Jesús, pero también a un rebaño, a estar unos con otros y buscar la oveja perdida que tiene que ver con despertar la sensibilidad de todo un pueblo ante una realidad concreta que por distintos motivos, temor, indiferencia miramos para otro lado. Es bueno Aprender a tomar conciencia de esta realidad para que tomemos conciencia de nuestra vida, de nuestro ser en contacto con una realidad concreta en un camino integral.

En adicciones ya hay un camino que venimos recorriendo y estamos relanzando esta etapa en donde, la mirada de Jesús misericordioso en las parábolas del Buen Samaritano y la Oveja perdida, son un modo de trabajar todos en conjunto.

Raúl Brizuela  de la Pastoral social, área referente de esta área y de otras más, comentó que es un trabajo de asociación y colaborativo con miradas y objetivos comunes sobre la cuestión social.

 

Bernardo Vallejo de la Fazenda de la Esperanza contó que Fazenda en portugués es Granja y nace hace 40 años en Brasil con la iniciativa de un joven focolar y un cura franciscano. El carisma es llevar esperanza y ser esperanza para el mundo y el único que puede dar esperanza duradera es Dios. Todos podemos hacer algo, es la misma sociedad la que descarta y aísla. La persona no es el objeto de la adicción sino el sujeto que pertenece a una familia, a una sociedad.

El grupo Santa Mónica compartió que es un grupo de madres que acompaña a otras madres cuyos hijos padecen adicciones. A su turno, la Pastoral Carcelaria indicó que busca llevar a Jesús a los internos de la Cárcel y encontrarse con ese Jesús que es cada uno de ellos y ser la figura de la madre, del padre, el hermano, la hermana, la hija, el hijo; una persona querida para ellos que le lleva la presencia de Dios.

Las servidoras de Dios y María Santísima animadas por el Espíritu Santo son 70 u 80 personas que sin hacer distinción de credos, asisten a las familias de los adictos a Drogas, alcohol, cigarrillo, depresión y demás situaciones que no desean que pase con sus familiares. Realizan talleres de sanación y conversión porque, según afirman, tener la droga en la casa es tener al mismo diablo porque separa y destruye. Posteriormente el Grupo de familiares de personas con adicciones explicó que intenta poner el hombro para escucharse y animarse entre familiares y a su vez apoyarse en Jesús, en la comunidad, la Palabra, la Eucaristía siendo Cireneos unos con otros ayudándose a llevar la Cruz.

El Grupo Esperanza Viva promueve el encuentro abierto para vivir el camino de la esperanza para los adictos, la familia, los voluntarios teniendo el amor como estilo de vida. Los Misioneros de Francisco son una Iglesia en salida que sale a abrazar, teniendo en cuenta el amor sobre todas las cosas. Nuestras familias están siendo socavadas, movidas desde las raíces, parte de la misión es salir a socorrerlas y fortalecerlas.

Alcohólicos Anónimos surge en 1951 para afrontar esta enfermedad que tiene consecuencias fatales, incurables y progresivas. No se regresa sin ayuda humana y la de Dios. Se basan en 12 pasos que van haciendo para adquirir herramientas físicas, espirituales y mentales.

Los Aspirantes al diaconado permanente brindan un espacio de contención y formación espiritual dentro del área.

Así cada una de estas expresiones apostólicas, desde su carisma, aportan al camino de la sensibilización, concientización, asistencia y acompañamiento integral de las personas con adicciones.

Un verdadero regalo del Buen Pastor quien a través de personas concretas sale a curar las heridas producidas por las adicciones.

Posteriormente en la Misa de la Catedral monseñor Braida los bendijo a todos los miembros de esta Pastoral y les dio el envío para su misión.

Homilía Monseñor Braida: http://diocesislarioja.org/envio-de-la-pastoral-de-adicciones-homilia-monsenor-braida/