Paciencia, Perseverancia y Presencia, Claves del Camino Sinodal – Conferencia Monseñor Marín

0
128

Fuente: ADN Celam

El día 14 de marzo, en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina en la ciudad de Buenos Aires, de visita en la tierra natal del Santo Padre y luego de estar en Ecuador y Panamá y en camino hacia Chile, Monseñor Luis Marín de San Martín OSA, Subsecretario de la Secretaría General del Sínodo, conversó con periodistas en instancia organizada por la Oficina de Prensa del episcopado local.

Compartimos sus afirmaciones en la rueda de prensa

“Es una alegría poder participar en este momento de renovación profunda de la iglesia, es un momento hermoso porque desde abajo se testimonia una Iglesia viva, que vive la unidad, plural. Viajar me ayuda a tener una visión amplia y a acompañar estos procesos de renovación y de esperanza.”

Nuestra pregunta desde el Equipo de Comunicación del Celam fue ¿qué pasa cuando en sus periplos nota que en una conferencia episcopal o espacio eclesial el sínodo no es recibido con toda la plenitud que merece? Y esto nos respondió:

“Eso ocurre. A todos nos gustaría que se captase al 100 x 100 la importancia que tiene este momento para la Iglesia y yo siempre me pregunto por qué en algunos sectores no produce entusiasmo o no se implican más. Por una parte, hay que seguir desarrollando una política informativa: no se puede amar lo que no se conoce. Hay que formar, informar y decir de qué se trata el sínodo y la sinodalidad. En otros grupos o personas puede haber un cierto miedo, una tendencia a dejar las cosas como están o, como dice el Papa,  ‘siempre se ha hecho así’. Hay que ver si lo que siempre se ha hecho así es lo que debe hacerse. Cuando estas cosas suceden hay que aclarar, acompañar, ayuda mucho el estar presente, que puedan expresarse las dudas y dificultades, y que se pueda captar la importancia de este momento. Y también vemos que no todos avanzan con la misma velocidad pero vayamos juntos”.

Ante la consulta sobre lo diverso del mundo para recibir la propuesta sinodalidad global a la que nos invita el Papa Francisco, mons. Luis precisó: “Es diferente la sinodalidad al sínodo de los obispos. La sinodalidad es un proceso que afecta a toda la Iglesia. Toda la Iglesia es sinodal, camina unida a Cristo, en el dinamismo de la evangelización, esto es la sinodalidad. Este proceso de sinodalidad se concreta de diferentes modos: en el sínodo de los obispos, en los consejos pastorales en las parroquias, consejos económicos, las conferencias episcopales, consejos presbiterales, capítulos de religiosos… esos son eventos. Esto nos hace ver la unidad, el amor que nos tenemos como miembros de una misma familia, y también acogemos la pluralidad. La Iglesia es así: unidad en la fe y en la caridad. Y no es lo mismo Asia que América Latina, o que el carisma de un laico, un sacerdote o un religioso. Las respuestas son diferentes y de acuerdo a las culturas”.

3P de la Sinodalidad: Paciencia, Perseverancia, Presencia

Habló sobre el último sínodo y cómo hacer que llegue a todos los ambientes: “Ayer se lo comenté a los obispos argentinos [reunidos en Comisión Permanente] y se los dije con las 3 P de la sinodalidad: Paciencia, Perseverancia y Presencia”.

Resaltó que “por primera vez un sínodo se inició con 3 días de retiro espiritual”, “nada de esto es posible sin el Espíritu Santo”, y “el método de la conversación espiritual no es ponernos a hablar de lo que nos parece sino que se da en un clima de oración”, “y aquí entra el tema del ‘apagón informativo’”.

Con respecto al documento de Síntesis explicó que “no es un documento final, refleja muy bien lo que se habló sabiendo que el tema fundamental es ‘por una Iglesia sinodal’, esta Síntesis nos ayuda a continuar el camino, y lo que quiero resaltar es el consenso, hubo un 82% de consenso en su redacción”.

Leer más

Mensaje para Argentina y el Celam

Luego de agradecer el trabajo periodístico para dar conocimiento sobre este proceso que está viviendo la Iglesia universal, tuvo un párrafo para la Argentina y el Celam: “La Argentina es un país con enormes posibilidades. ¿Atraviesa momentos difíciles? Muchos países atraviesan momentos difíciles. Pero la respuesta es siempre en comunión. Hacer país, nación, juntos. Y también mirar un poquito a América Latina que va 5 pasos por delante en sinodalidad. Está el Celam con una historia que viene de muchos años, hay una estructura fuerte, hay un estilo sinodal en América Latina pero esto trae dos consecuencias. Les digo a los argentinos mirando a América Latina: lo primero, es una responsabilidad ayudar a otros, hay que ayudar a otros continentes, hay que ayudar a los grupos, ponerse en conexión. Lo segundo, no debemos cerrarnos, ningún continente debe cerrarse en sí mismo, porque todo lo que se cierra se muere, la riqueza maravillosa y estupenda que hay en América latina hay que abrirla. Les pido liderar”.

Gran tarea, desafiante y provocadora dejó este obispo español en su paso por Argentina, un guante que agrandó el territorio y lo puso a los pies de Nuestra América. La sinodalidad no es teoría: manos a la obra que el Espíritu sopla e inspira.