Orientaciones Pastorales (03 de Marzo)

0
41

HERMANOS:

Ya nos encontramos todos en “casa”: pasaron las vacaciones (para algunos con mucha “sombra”), y los cambios en las comunidades religiosas concluidos. Recogidas todas las sugerencias, a diversos niveles y formas, y examinadas todas ellas en las últimas reuniones del Consejo Presbiteral y de los Vicarios, les concreto las orientaciones pastorales “para el 76”.

OBJETIVO GENERAL PARA EL “76”: “PLAN MATRIMONIO Y FAMILIA”

Nos centraremos en este gran objetivo: evangelizar la familia para que sea evangelizadora. El objetivo es “multiplicador”.

Para esto:

  • Un equipo diocesano, presidido por el Vicario General, ayudará a su realización.
  • Iluminará toda nuestra “reflexión” personal, grupal, parroquial, decanal y diocesana, la Exhortación Apostólica de Pablo VI: “Evangelii Nuntiandi”
  • A la luz del objetivo general y las situaciones de cada lugar, las Parroquias y los Decanatos elaborarán su propio plan pastoral del año 76. Se lo hará por escrito y se enviará copia al Obispado. Fecha tope: 19 de abril.
  • Los ORGANISMOS DIOCESANOS elaborarán su “propio plan” coordinándose como CONSEJO PASTORAL DIOCESANO, conforme a las disposiciones Enviar copia al Obispado. Fecha tope: 19 de abril.
  • Se aprovecharán los “tiempos fuertes litúrgicos” (cuaresma, pascua, pentecostés y adviento) y las celebraciones patronales para profundizar la “evangelización” en la concreción de los objetivos pastorales.
  • Se intensificará la formación de líderes laicos y los animadores de comunidad (ministerios en la Iglesia), apuntar con especial atención a la JUVENTUD y a la formación de CATEQUISTAS.
  • Para los LLANOS y el OESTE, evaluar y continuar la rica experiencia recogida en la “visita de San Nicolás”. Mirar el futuro para que no se pierda tan evangélico esfuerzo.

Para la CIUDAD, SANAGASTA y el NORTE, preparar la “visita” y concretar programas. Fecha tope: 19 de abril.

  • Se elaborará un número especial del BOLETÍN DIOCESANO, conteniendo todos los planes elaborados en Parroquias, decanatos y organismos diocesanos, para que todos tengamos una visión de conjunto y ayude a crear nuevas iniciativas.
  • Urge la publicación de LA AGENDA DIOCESANA. Envíen urgente datos concretos y fechas.

SE RECOMIENDA ENCARECIDAMENTE:

-Ser animadores de esperanza y de paz.

-“Informarnos” siempre bien e “informar” bien y a tiempo. Hagamos todos un esfuerzo.

-Profundizar el signo evangélico de la UNIDAD ECLESIAL, a todo nivel. “En esto conocerán que son mis discípulos”. Saber ser siempre “muy solidarios” con la riqueza de opiniones y sentires diversos. Enriquecer siempre al Cuerpo Eclesial, nunca debilitarlo, ni dividirlo; sería herirlo de “muerte”.

-Enriquecer todo el CUERPO ECLESIAL -especialmente nosotros- “agentes de evangelización y de pastoral”, con un mayor espíritu de oración y de “actualización” teológico-pastoral.

-Dada las “características especiales” que vivimos: medir y reflexionar nuestros juicios, actitudes, gestos, procederes concretos y opciones individuales y de grupos; “simples como la paloma y prudentes como la serpiente”.

-Ante la situación económica debemos hacer criterios concretos y de “emergencia” para que “título mensae comunis”, resolvamos “asistencia y movilidad”.

LOS CONSABIDOS CAMBIOS SACERDOTALES

Aunque pueda parecer fácil, no lo es en la práctica. Existen muchos factores personales, comunitarios y ambientales que no ayudan a soluciones rápidas. Les pido me ayuden y faciliten, como lo han venido haciendo hasta ahora, a solucionar evangélicamente este “servicio a la comunidad”. Los “cambios” aún no están definidos. Mucho se ha opinado; muchas son las sugerencias, no pocas las dificultades por solucionar.

Facilitemos, ante el mismo pueblo, los posibles cambios que pudiésemos hacer. Asumamos, también, nuestras propias “limitaciones” para que sea más evangélica y racional la “disponibilidad”.

No lo dudo que la “corresponsabilidad” será puesta una vez más de manifiesto en esta materia. No es tan fácil conjugar lo “personal” con el servicio a nuestra comunidad y a nuestro pueblo.

Les agradezco y le pido al Espíritu Santo que nos de sus luces.

Este año, le daremos a esta materia “cambios” el tiempo mínimo, en los ejercicios espirituales. Lo previo se lo intensificará ahora.

PARA LAS RELIGIOSAS

Procurarán constituir un NUEVO EQUIPO DIOCESANO. Clarificarán su competencia “ad intra” y “ad extra”; es decir, para con el cuerpo de religiosas de la Diócesis y para con la Diócesis como tal.

Les pido que para el 19 de abril envíen al Obispado copias de lo que pro- graman para el año 76.

HERMANOS:

Estas “orientaciones pastorales” pueden aparecer abultadas. Léanlas detenidamente. Nos facilitarán nuestra tarea del año. Es un paso más para una Pastoral de Conjunto; nos ayudan a clarificarnos y a caminar “tomados de las manos”.

Para terminar les traigo lo que acabo de leer en Isaías: “…en lo alto de la torre, mi Señor, estoy de pie todo el día y en el puesto de guardia permanezco ALERTA toda la noche…” (Is. 21, 8).

A MARÍA, le pedimos que nos haga siempre “fieles” como lo fue Ella; a San Nicolás que nos siga dando “una mano”.

Hermano de ustedes y servidor

+ ENRIQUE ANGELELLI

Obispo de La Rioja