Mi marido fue uno de los primeros que llegó

0
23

Hilda (Shiri) García 85 años

Hilda es una vecina de Chamical, nacida allí, con su esposo tenían una hermosa amistad con Angelelli. Nos cuenta su testimonio y posee un pañuelo con la sangre mártir de Angelelli

Una de las primeras en llegar a ver a Angelelli asesinado fue mi marido, ya estaba muerto, cubierto con la manta, él se arrodilló y levantó la cabeza de Angelelli comenzó a sangrar el oído izquierdo y le puso el pañuelo que es el que recogió la sangre, es el que yo guardo.

Carlos hacía tiempo que nos anunciaba que lo iban a matar, Gabriel estaba pronto a volverse a Francia. Los asesinaron porque luchaban, ayudaban a los pobres por que no convenía que los pobres se “avivaran”. Los velaron en la parroquia, después estuvo monseñor, vino la mamá de Carlos y monseñor le pidió perdón.

Después monseñor se iba con una carpeta con todos los testimonios y se fue a llevarlos. Antes de irse se fue a rezar y pidió perdón, partió pero lo estaban esperando en la ruta. El otro auto con el que chocó nunca apareció, además en el camino habían puesto clavos.

A Angelelli le gustaban mucho las pastas, cuando recién llegó le hice fideos y vino a comer con el Padre Pinto, eran las 13 y me preguntó ¿y su marido? , le dije que llegaba a las 13,30 y me dijo ¡lo espremos! No importa que se pase la comida.