La Sangre mezclada de los Mártires del Zenta

0
24

La Sangre Mezclada de los Mártires del Zenta – Beatificación

Diócesis San Ramón de la Nueva Orán

Omar Pacheco, comunicador de la Diócesis de la Nueva Orán.

Maximiliano Pacheco Servidor de la Beatificación

Omar y Maximiliano, padre e hijo, de visita en la Diócesis de La Rioja, nos dejaron sus sentires como pueblo que se prepara para vivir la Beatificación de esta comunidad martirial del Zenta. Será el día sábado 2 de julio en San Ramón de la Nueva Orán, provincia de Salta.

¿Cómo están los corazones tan cerca de la beatificación?

El pueblo de nuestro norte de Salta, de allí donde comienza o termina la patria, está con mucha expectativa con este acontecimiento. El padre Pedro Ortiz de Zárate y el padre Juan Antonio Solinas junto a 18 laicos, aborígenes y mulatos que entregaron su vida, entregaron su sangre a quienes llevaron el anuncio del Evangelio y fueron martirizados por un grupo de pueblos originarios allá por el siglo 16. Los corazones de los hermanos de la diócesis tienen mucha expectativa, esperando este gran acontecimiento que se va a realizar en el mes de julio en San Ramón de la Nueva Orán, cabecera de la Diócesis, cuyo obispo es monseñor Scozzina, un franciscano, nuestro norte está marcado por el aporte misionero de los frailes franciscanos.

¿Los tomó por sorpresa la beatificación o ya el pueblo hablaba de esta gente buena, santa que había dado la vida?

El pueblo pedía la beatificación de estos sacerdotes, la historia estuvo presente en nuestras vidas y en nuestra diócesis por la comunidad aborigen que fueron los tobas y la otra comunidad que acompañaron y fueron gran historia en nuestra zona, en el colegio nos enseñaban esta historia y llegar ahora y que nos digan que los van a beatificar es un gran logro, una gran festividad para la zona.

Es una gran ejemplo, una sangre mezclada, dos sacerdotes, uno del clero otro jesuita, laicos mulatos, negros y blancos, niños, es algo eclesial, están todas las vocaciones.

Así es, sin ninguna duda esto también nos fortalece y nos alienta como pueblo de Dios para continuar caminando, evangelizando. Quiero recordarles  que en nuestra diócesis hay más de 7 etnias aborígenes con muchas necesidades. Vamos a ser realistas con esto y con una mirada de fe y esperanza decimos que tenemos Salta la linda, pero en ese sector de nuestra provincia nosotros decimos es Salta la pobre y allí estamos evangelizando, acompañando este acontecimiento  anunciando desde la esperanza lo que nos pide el papa Francisco.

¿Qué esperan para esta beatificación? ¿Qué quieren ustedes que nos llevemos los que vayamos a la beatificación?

Que se lleven la calidez humana de nuestra gente. La gente de Salta es gaucha, es muy cercana, muy afectiva. Queremos recibirlos para que juntos celebremos en comunión, en la madre iglesia a la cual amamos, este gran acontecimiento de fe. Sin  ninguna duda como en el caso de ustedes que han vivido acontecimientos como este, nos fortalezca a seguir evangelizando nuestro norte, anunciar con mucha fuerza la fe en Dios que está presente más allá del tiempo y más allá de la situaciones que vivimos la presencia de ustedes nos va a llenar de esperanza y nosotros queremos contagiarlos a ustedes con el amor de Cristo.

Creemos que va a ser convocante, en nuestro norte la piedad popular es muy fuerte con los misachicos que son los bombos y los violines, la devoción al Señor y la Virgen del Milagro, las grandes peregrinaciones, sin ninguna duda esto se va a expresar y se va a manifestar en esos días cuando estén llegando de distintos lugares de la diócesis a este gran acontecimiento. Sin duda va a ser la gran fiesta del pueblo de Dios.