La Gente tiene deseos de Dios, tenemos que salir al Encuentro como María

0
40

La gente tiene deseos de Dios, tenemos que salir al encuentro como María

Producción y publicación: Área pastoral de Comunicación Digital Diócesis de La Rioja

Participantes de la Asamblea Sinodal Diocesana, pertenecientes a las comunidades de Malanzán y Villa Castelli nos comparten sus vivencias.

Joaquín Gómez junto a Marta Gómez son de Malanzán, Dpto. Facundo Quiroga, Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria de Copacabana, hicieron 180 km para llegar.

Nos  aportan, de acuerdo con la experiencia, que ven la necesidad que tiene la gente de Dios, que no sabe cómo canalizarlo, pero está deseosa y por ahí no están los mecanismos, estamos aprendiendo a lograrlo. Hay que aprovechar las oportunidades de salir, de contar lo que vamos descubriendo, vamos abriendo puertas.

Lo más importante para llevarnos de aquí son las propuestas para mejorar, ayudar a los que necesitan, proponer nuevas cosas, ser verdaderamente iglesia en salida y como propuesta principal no dudamos en la importancia del concepto de comunidad, de sentirse perteneciente, de sentirnos hermanos para ir con el pastor.

El Padre Claudio Minué párroco de Virgen del Carmen Villa Castelli ha realizado 300 km para llegar junto a Jovita y Elizabeth, las catequistas.

Acerca de la asamblea, el Padre expresa que lo más importante es participar viendo las realidades de la diócesis y el tema que a todos afecta es el tema de los jóvenes … se confirman y se van.

Una de las catequistas dice que para ella “Lo de los laicos, que tienen fuerza para renovar la Iglesia para hacer un Pentecostés, es muy saludable para la iglesia y las parroquias. Admiro los diáconos permanentes, es impresionante. Una pata que nos faltaba”.

Respecto a las Pastoral de la mujer hemos tenido grandes avances dentro de la iglesia desde el Evangelio de Cristo, estaban con mucha presencia las mujeres, caminaban con Jesús, se aporta mucho desde el valor de la mujer con pasos fuertes.

El padre Claudio agrega que es momento de “Salir al encuentro como la Virgen” y las catequisas agregan que debemos conocernos más como hermanos y descubrir el rostro de Cristo.