La Cátedra de la Unidad – El Cristo Fest

0
49

Cristo Fest: La Cátedra de la Unidad

Crónica: Silvia Somaré (ecj) – Fotos: Carolina Carrizo (Comunicación Diócesis de La Rioja)

El verde y amplio Parque de la Ciudad de La Rioja, un escenario con bandas tocando, carpas con disertantes y expositores, jóvenes felices cantado y bailando. Fue la noche del sábado 29 de octubre.

Chicos de diferentes religiones cristianas que se animaron a decir sí al llamado de Jesús a encontrarse, a dialogar y a ser “uno para que el mundo crea”

Con ideas, religiones e intereses distintos, al conversar con ellos y verlos en ese lugar, coincidían en que disfrutaban mucho y que la unidad en Cristo era lo más lindo que les pasaba y le daban gracias por haberlos convocado sintiendo que Él estaba feliz por eso y así lo sentían en sus corazones.

Además de todo lo dicho se respiraba paz y esa energía tan linda que sólo los jóvenes transmiten.

    

Más de 20 bandas católicas y evangélicas entre las que se destacaron Parénesis, Lode Cristo, Predica, Iluminados, Faro, Dejando huellas, Fe y Vida, Nobis, Leandro, Jafet, H4, Bandas Unidas, Vida Nueva, Eli y Nuevo Sentido. 30 stands Talleres formativos. Gente de todas las edades disfrutando el espectáculo.

Samanta Reales, joven católica e integrante de la Comisión de Diálogo Interreligioso nos contó cuán emocionada se sentía Mucha emoción, cada canción y cada ritmo trae nuevas emociones, con la cercanía de Dios en cada joven que está acompañando a sus grupos, con coreos, con trencitos, con oración y se ve como los jóvenes vivencian a Dios de diferentes formas. Hay un clima muy festivo. Jesús está contento porque estamos unidos.

Samy y Natanael, dos de los organizadores

Como una de las organizadoras detalla que El Cristo Fest  surgió como un festival en donde Cristo sea el Centro con la participación de bandas cristianas, católicas y evangélicas. Trabajamos las comunidades religiosas convocando a bandas, a disertantes y a participar en stands durante más de tres meses.

Finalmente destacó la cita Bíblica que los convoca: Juan 17, 21 es lo que tenemos presente en diálogo interreligioso. Que todos sean uno como tú y yo estamos unidos para que el mundo crea. Aquí estamos hoy unidos, no importa la religión sino que todos creemos en Cristo, vamos detrás de él y lo alabamos con todas nuestras actividades poniendo el corazón.

Joel y Yanina son dos jóvenes Evangélicos de diferentes Iglesias y forman parte de la banda llamada Bandas Unidas.

Joel pertenece a la Iglesia Evangélica Bautista y Yanina a la Iglesia Evangélica cristiana Fe y Vida.

Yanina nos cuenta que La banda surgió porque teníamos que actuar en un encuentro y no teníamos los músicos suficientes empezamos a comunicarnos y formamos la banda integrada por miembros de dos Iglesias la Iglesia Bautista y la evangélics  Fe y Vida. Jesús fue el “complice” para que estuviéramos juntos, nos une el amor a Dios, a los hermanos nos une. Cristo es eso, une a las personas.

También fue una de las organizadoras, nos dice que El Cristo Fest surgió por una convocatoria hace meses para hacer algo lindo con bandas cristianas. Empezamos a orar, a pedirle a Dios que nos dé sabiduría cada uno, católicos y evangélicos y es lo que predica Jesús en el Evangelio, el amor al prójimo y dejarnos transformar por el amor.

Joel, un poco más callado que Yanina agrega que cantarle a Jesús me da mucha alegría, servir a la gente por amor a Dios, está bueno no preocuparnos en lo que pensamos sino enfocarnos en Dios, en lo que nos une. Jesús está contento porque ve a todos unidos en su nombre y en este lugar en donde se concentra mucha gente haciendo picnics es un regalo poder disfrutar también del festival.

Joel, Yanina y Brian

Bryan Herrera, joven católico de la banda Dejando Huellas opina que éste es un festival de música cristiana que nos integra a los que creemos en él  (Cristo) y con distintos géneros y melodías se busca alabar y glorificar el nombre de Jesús.

Siento mucha alegría por la búsqueda de tener un punto de encuentro entre cristianos. A veces el egoísmo de cada persona nos lleva a dividirnos. Esta es una buena excusa para compartir y unirnos, aunque sea en este momento. Jesús está contento al ver tantos hermanos y amigos reunidos, su presencia brilla entre nosotros.

Vida NuevaAdemás de jóvenes vimos que al escenario subían niños, una de las bandas que contaban con ellos es el Grupo Vida Nueva.  Virginia, una de sus integrantes nos cuenta que Vida Nueva es un grupo de evangelización a través del arte. Tratamos de trabajar temas actuales evangelizando a través del arte. Nace en La Rioja en el año 2000 en la comunidad Santa Rita del Barrio Antártida I  de la ciudad de La Rioja. Seguimos en la comunidad, hemos ido creciendo todos, incorporando chicos nuevos y a nuestros hijos. El Cristo Fest llegó como parte de este momento de encuentro de hermanos en Jesús. Jesús está contento porque lo estamos dando a conocer, hablamos de Él y lo sentimos en nuestro corazón, sino no estaríamos aquí. Sólo podemos transmitir lo que vivimos.

Fabricio Reynoso del Oratorio Juvenil Comunidad Angelelli cuenta que, a través de su participación en el Programa Evanlar de la Jefatura de Gabinete Provincial, participó en la organización y le emocionó como a todos transitar este camino con hermanos evangélicos en donde se promueven los valores de la unidad e integración de las comunidades.

Finalmente nos dio su testimonio Natanael Quiroga, de la Iglesia Evangélica Fe y Vida y uno de los impulsores del encuentro junto a la católica Samanta Reales.

Expresa que se siente Contento con este llamado a vivir la unidad, la paz y la respuesta de los jóvenes, de las familias. Vale la pena dar la vida por Cristo en el día a día, momento a momento al darse a los demás. Y hay que seguir caminando para que el Cristo Fest sea una convocatoria constante.

Unidad, alegría y paz fueron las palabras que se repitieron al preguntarle a estos jóvenes lo que más latía en su corazón. Tres ingredientes imprescindibles que no se fabrican, que se dan y a medida que se dan aumenta su cantidad, como que esa es la técnica para que sean perdurables e infinitos.

No fueron necesarias grandes manifestaciones ni estruendos. Sólo llamar a jóvenes con ganas de hacer lío y confiar en sus capacidades de encuentro y de diálogo. Jesús quien desde el Evangelio los mira con amor se juega bendiciendo estos líos que sólo ellos saben hacer.