Juicio por el esclarecimiento del asesinato del Beato Mártir Wenceslao Pedernera – Vigésima Octava Jornada

0
34

*La defensa del exgendarme Britos solicitó su absolución por el asesinato de Wenceslao Pedernera*

La defensa del exgendarme Eduardo Britos solicitó hoy su absolución por el homicidio del dirigente rural Wenceslao Pedernera y se espera que en la audiencia del próximo viernes concluya su alegato respecto de otros delitos de lesa humanidad que se le imputan al exalférez, acusado de haber perpetrado crímenes en perjuicio de 36 víctimas, cuyas causas tramitaron la etapa de instrucción por separado y fueron unificadas en este proceso oral y público.
El Tribunal Oral Federal (TOF) de La Rioja escuchó esta mañana la primera parte del alegato del abogado defensor de Britos, Nicolás Chumbita, quien solicitó la «absolución total» de su defendido por el asesinato de Pedernera, en tanto consideró que «no están dadas las condiciones para ser declarado autor mediato o inmediato» del crimen.
Pedernera fue golpeado con brutalidad y acribillado por un grupo de tareas frente a su familia el 25 julio de 1976, hecho por el cual Britos está acusado de ser autor intelectual cuando se desempeñaba como jefe del Escuadrón 24 de Gendarmería de La Rioja con sede en Chilecito.
«Ningún testigo del homicidio de Wenceslao Pedernera lo reconoce a Britos como autor o presente en el lugar de los hechos», sostuvo el letrado y, por otra parte, adujo que «sólo se podría atribuir a Britos ser autor mediato si se hubiese demostrado que él ocupaba un lugar en la cadena de mando, lo cual no fue visto así por los diferentes testigos que hemos escuchado».
Chumbita argumentó además que en el asesinato de Pedernera concurrieron diferentes circunstancias como, por ejemplo, que «no lo buscaban necesariamente a él sino a los sacerdotes que seguían la teología de la Liberación cuestionada por sectores de la Iglesia, situación que recién se aclaró en 2017 y que por tanto Britos no pudo haber atacado a Wenceslao por seguir dicha ideología».
Según la defensa «hay testimonios que coinciden en que realmente buscaban al padre Andrés Seriege y no a Pedernera».
«Pedernera estuvo en el momento y en el lugar equivocado, no lo buscaban a él», afirmó el abogado defensor al tiempo que aclaró que ello «no aminora la gravedad del hecho», y afirmó que la actividad del dirigente rural «molestó a más de uno».
«Aquí se ha evaluado personalidad para inferir hechos. No se deben evaluar personalidades, sino hechos concretos», dijo en otro tramo de su alegato el letrado en referencia a los numerosos testimonios de víctimas que dieron cuenta a lo largo de este proceso judicial de la «crueldad» y el «sadismo» de Britos.
El abogado calificó, además, de «improcedente» el pedido de ampliación de acusación por «odio a la fe» de los representantes de las víctimas, en tanto -sostuvo- «las querellas no están habilitadas para pedir ampliación de causas, como sí lo está el Ministerio Público Fiscal».
Asimismo, manifestó que Britos no presta consentimiento sobre la ampliación de la causa ya que «la extradición sólo puede ser procedente respecto de hechos delictivos, no de causas».
El defensor público expuso que «hay falta de la debida diligencia en las partes acusadoras» en tanto, la extradición se otorgó por el delito de homicidio según prevé el Código Penal argentino, pero sin calificarlo como delito de lesa humanidad.
«Hay una inconsistencia de la resolución que otorgó extradición con la resolución que dispuso el procesamiento y lo que sigue que marca una limitante para llegar a una condena», evaluó Chumbita, quien consideró que «no están garantizadas las garantías del debido proceso al imputado».
Tras una audiencia que se prolongó por más de tres horas, se prevé que el abogado defensor cierre su alegato el próximo viernes a las 9.30.
El acusado no sólo fue exoficial de Inteligencia de la Gendarmería integrante del Escuadrón 24 «Chilecito» de La Rioja, sino que fue también jefe del «Instituto de Rehabilitación Social» (IRS), una cárcel que funcionó como Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio en esa provincia durante la última dictadura cívico militar.
El juicio reúne a 36 víctimas, entre ellas Wenceslao Pedernera, referente del Movimiento Rural Cristiano y colaborador del obispo Enrique Angelelli, quienes fueron beatificados por la Iglesia Católica, al igual que los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longeville.
El exgendarme pasó dos años prófugo de la Justicia argentina hasta que en 2011 fue extraditado desde Paraguay para ser juzgado.