Juicio por el esclarecimiento del asesinato del Beato Mártir Wenceslao Pedernera – Vigésima Jornada

0
45

La  presente jornada del juicio se desarrolló en la localidad de Sañogasta, Pcia de La Rioja, en la casa en donde vivió y fue atacado Wenceslao Pedernera y actualmente vive su esposa Coca. A las 11.10 se constituyó el tribunal presidido por el Dr Mario Martínez y con la presencia de todas las partes se dio inicio a la inspección ocular la cual terminó una hora después.

 

Principales hechos:

  • El juez le dio la palabra a Marta Cornejo (Coca) para que relatara en el lugar lo que ya había testimoniado en el juicio, es decir el ataque a Wenceslao y los hechos posteriores en el Hospital de Chilecito hasta su muerte. Ver http://diocesislarioja.org/juicio-por-el-esclarecimiento-del-asesinato-de-wenceslao-pedernera-segunda-jornada/
  • Susana Pedernera, una de sus hijas que en ese momento tenía 7 años, tomó la palabra confirmando lo dicho por su madre y mostrando en el lugar lo que ya había declarado en el juicio que nos ocupa, también descrito en el enlace anterior. Ella condujo al tribunal y las partes al interior de la casa marcando los lugares en donde cayó su padre herido, el impacto de las balas, los dormitorios de sus padres, de ella y sus hermanas (en donde también irrumpieron los atacantes) y la parte del patio de la casa por donde su madre salió a buscar ayuda.
  • Tanto la Fiscalía como la querella y la defensa pudieron precisar detalles y dimensionar mejor lo acontecido en la madrugada del 25 de julio de 1976.
  • Terminada la inspección ocular el Juez se retiró y todos, junto a un nutrido público que se hizo presente, intercambiaron impresiones en un espacio familiar promovido por Coca y sus hijas Susana y Estela, quienes ofrecieron empanadas a los asistentes.
  • Allí Monseñor Braida, destacó la importancia de estar en ese lugar en donde Wenceslao desarrolló su vida y fue asesinado a la vez que acompañar a la familia y también para el desarrollo del juicio porque los jueces, querellantes y defensa pudieron cotejar los testmonios viendo los espacios que están muy conservados, casi como era en aquella época. Así mismo como en su momento la Iglesia reconoció a Wenceslao, es importante que la justicia se expida porque eso contribuye a la paz social aunque ya haya pasado mucho tiempo. Respecto a Coca dijo que es muy bueno su memoria y el recuerdo de todos los detalles como así también, que la familia se integró socialmente, la presencia de tanta gente en esta jornada habla del modo cómo se brindan. No sólo Coca se preocupó por cumplir con esta tarea judicial sino que todos disfrutáramos con algo rico. Eso habla de un corazón que sigue vivo y es un reflejo de lo que han vivido en aquella etapa con Wenceslao y sigue destellando solidaridad y acogida. Pensemos que en la época de Wenceslao la gente venía aquí a buscar un servicio, lo que ella nos está brindando hoy habla de la vigencia de esa caridad que brota del Evangelio y que se manifiesta en distintas circunstancias y sigue vigente.
  • Susana Pedernera expresó el agradecimiento de la familia al apoyo de todos los presentes y el deseo de que se haga justicia y se sepa la verdad. Cuenta que su madre quería brindarles un buen momento a todos, que se sientan bien atendidos, bien recibidos.
  • El Dr Eugenio Biafore, querellante por la secretaría de derechos humanos, agradeció el hecho de que en un momento tan fuerte como el presente, la familia permita ingresar en la casa y quedarse, compartir y esto no es sólo actualizar el pasado ya que el país vive monetos dramáticos y algunas historias como esta, no pueden ser contadas y porque se siguen dando actos en los que «no se le puede poner el cascabel al gato». Esta historia viva nos ayuda a hecernos cargo nuevamente de la historia que hoy nos toca.
  • El Dr. Ramiro Fresneda, querellante por la Famiia Pedernera y el obispado de La Rioja, dijo que la presencia de la justicia en el lugar  de los hechos era una acto de reparación a la falta de justicia que hubo el el momento del asesinato y desde hace 47 años.
  • La Dra. Mirta Sánchez, también querellante por junto al Dr Fresneda, agradeció sentirse parte de la familia porque desde el primer momento la familia le abrió los brazos. También gratitud a Dios y al Beato Wenceslao por su presencia en el fiel reflejo del temperamento de sus hijas, de su familia y lo que él sembró se cosecha, también por la memoria viva de Coca ya que por eso podemos reconstruir y lograr justicia.
  • El Sr. Delfor Brizuela y otros representantes de los Derechos Humanos y ex presos políticos también tuvoeron palabras de gratitud y reconocimiento hacia Wenceslao, Coca y su familia, siendo este momento propicio para hacer vivo en nuestras opciones.