Juicio por el esclarecimiento del asesinato del Beato Mártir Wenceslao Pedernera – Décima Quinta Jornada

0
44

A las 9.45 se constituyó el tribunal y con la presencia de los abogados de la querella y de la defensa quien informó que el acusado Ernesto Abelardo Britos no iba a estar presente pero que prestaba el consentimiento para la realización de la audiencia. De este modo se dio inicio a la audiencia del jueves 17 de agosto en donde se escucharon testimonios de Alicia Asís, Carlos Gómez, María Illanes, Fernando Pedraza y Claudia Soria. La próxima sesión será el Jueves 24 de agosto a las 9.30 hs con el testimonio de Enrique Lancilotto y testigos anteriores.

Principales Frases de Claudia Soria

  • Me detienen el 24 de marzo de 1976, a mis casi 90 años no me pidan mucho. Britos entraba, era un bicho malo, nos maltrataba en los galpones del IRS. Yo trabajaba en la Escuela sarmiento con la esposa de Plutarco Schaller y por eso me tomaron a mí.
  • Cuando llegó Angelelli yo trabajaba en CODETRAL y en una escuela rural y traje a los chicos a misa a la Catedral, celebraba él, los chicos eran pobres y estaban descalzos, al final de la misa me acerqué y le dije que mis chicos eran pobres, que quizás él se iba a hacer de los poderosos e iba a olvidar a los pobres y de los que necesitan la Palabra de Dios. No me dijo nada. A la semana llegué al colegio y vi una camioneta desconocida, era Angelelli.
  • El trato en el IRS era humillante, nos ponían la picana eléctrica, mostraban a los otros lo que nos hacían, a veces nos desnudaban, nos preguntábamos qué teníamos en la cabeza que estábamos en esos grupos. Mucha soberbia.
  • Voy a leer esto que escribí: “me pregunto por qué me bloqueo y no puedo anotar nada. Mis niños de 6 y 8 años tenían miedo, yo estaba en la vereda de la casa de la Sra de Schaller , llegan policías y uno de los que me apuntaba con el arma era un ex alumno de la escuela nocturna. Me sentí como una madre apuntada por su propio hijo y sentí compasión por ese, mi muchacho, por sus ojos que como yo tampoco entendían nada; me miraba pidiéndome perdón. No te tengo rencor hijo mío, siempre serás mi muchacho de la nocturna”.
  • Muchas veces estaba atada de pies y manos a una cama, llena de incertidumbre. Britos nos ponía de rodillas, nos golpeaba. Nos tenían días sin agua y sin comida y se reían ¡pobres! Ni siquiera ellos sabían lo que hacían, eran mandados desde afuera, desde Estados Unidos.
  • Estuve con Azucena De la Fuente, María Illanes, Diana Quiroz, Argentina López, todas eran unas creaturas.
  • Britos era un pobre hombre que parecía que gozaba y seguramente lo mandaban. Todo estaba armado para hacernos vivir esas torturas. A los varones los torturaban más que a las mujeres, verlo a Godoy lleno de sangre es lo que más me ha quedado, de rodillas pidiendo que lo dejen. Solo el que lo ha vivido sabe de qué manera lo vive.
  • Señores jueces que Dios los acompañe y bendiga en todo lo que tienen que hacer en su misión.

Principales Frases de Fernando Pedraza

  • En marzo de 1976 fui electo intendente de Castro Barros y el 15 de abril fui detenido con mi esposa y mis 4 hijos de 8 a 3 años. nos llevaron a la Policía de la Provincia. Ellos estuvieron un día y toda la noche arriba de un auto con un guardia con armas custodiándolos mientras me investigaban a mí.
  • Vi que había muchos detenidos, políticos, gremialistas. Estuve incomunicado 4 meses. Nos iba a visitar el alférez Britos, llegó al IRS en junio, no saludaba y dio la orden de pintar todos los vidrios para que no pudiéramos mirar hacia afuera, nos miraba como a delincuentes. Daba las órdenes a los cabos Chiarello y Ledesma.
  • Escuchábamos a la noche alaridos descarnantes, nosotros rezábamos el rosario pidiendo por ellos. A Britos no se lo nombraba para bien, le tenían temor. Llegaba un auto rojo y sacaban con los ojos vendados y tirados por un piolín a los que iban a torturar, los buscaban Ledesma y Leiva. Nosotros no queríamos escuchar.

Principales Frases de María Illanes

  • Britos estaba a cargo de la seguridad del IRS, entraba siempre con su patota como le llamábamos con actitud amenazante. A la noche nos hacían parar al lado de la cama con ropa de dormir y nos miraban, nos trataban mal y nos amenazaban.
  • Estuve detenida desde el 23 de julio del 76 al 26 de julio del 79. Antes de detenerme allanaron la casa de mis padres con un operativo espectacular, cortaron la calle, hicieron destrozos en la casa, yo estudiaba medicina en Córdoba y trabajaba en la Gobernación de Córdoba. Le dijeron a mi papá que tenía que presentarme el en Batallón 141 a declarar y poco se sabía de la desaparición de personas. Mi padre me dice que venga a La Rioja porque mi madre estaba enferma y realmente era por lo del Regimiento. Me presenté y me pidió perdón porque sabía que quedaría detenida. Tenía 21 años.
  • Estuve 11 días en el regimiento. Se apersona Pérez Bataglia y me pidió que le diga quién era y qué hacía la gente que estaba en una lista que me mostró, lo mismo que Malagamba. Yo dije que no los conocía. El 4 de agosto me dicen si voy a colaborar o no, les dije que no los conocía, me llevan al Irs y me dicen “el que las hace las paga, Angelelli murió en un accidente”.
  • Me llevan a la zona de mujeres, me atan las manos, me ponen una venda en los ojos, y me suben a una estanciera hasta los galpones. Me recinben a los gritos, me dan una cachetada que me hace caer, me pegan con palos de goma, me desnudan y me hacen el submarino y así varias veces.
  • Se acerca Vilte y lo reconozco por el olor etílico, yo grito y me defiendo como puedo de sus manoseos y me torturan nuevamente. Otra vez me sientan, me sacan la venda y viene Marcó con un portafolio y me dice que no debía ser tonta, que debía dar nombres, yo no quise y me llevaron de vuelta a la celda.
  • Otra vez con Ada Maza nos sacan y nos amenazan. Me llevan al Juzgado para que ratifique o rectifique la declaración que había hecho bajo tortura. Había jueces con armas y el juez Catalán que entraba y salía del despacho.
  • El 8 de octubre del 76 nos llevan a Devoto en un Hércules, maniatadas, durante todo el viaje nos golpean brutalmente y nos amenazan con que nos iban a tirar del avión. Nos llevaron a la capilla de devoto, nos obligaron a desnudarnos y nos llamaban de a una para que nos viera el médico. Ese lugar estaba lleno de varones y mujeres.
  • El IRS era un campo de concentración. A mi hermano Carlos Illanes y Jorge Machicote, mi marido los tenían por horas colgados cabeza abajo. Mi hermano perdió sus dientes, le quebraron la clavícula, las costillas. Mi hermano murió joven y las torturas tuvieron mucho que ver.
  • En el año 77 mi padre me fue a ver a Devoto, estaba destruido porque no encontraba a mi hermano. Con el tiempo la familia se entera que estaba en el IRS y durante un año no vio la luz del sol. Mis sobrinos de 5 y 2 años pudieron verlo, les sacaron los cordones. Volvieron llorando y vomitando. La mayor dijo “nos sacaron los cordones y nos quitaron la infancia”.
  • A mi hermano lo detiene la Triple A, mi padre era chofer de Menem, le explica la situación y logra sacarlo a mi hermano, a la esposa y a los dos hijos.
  • Mi familia fue my perseguida por la Dictadura Militar. Cada 10 o 15 días hacían allanamientos a mi casa, mis hermanos quedaron cesantes. Buscaban a mi hermano y al no encontrarlo lo llevan a mi padre, mi cuñada y mis dos sobrinos y los tuvieron un día en le regimiento. Mi sobrinos lloraban de hambre aislados en una habitación.
  • En el año 81 se enferma mi madre y pide ver a mi hermano antes de morir. Se hicieron las diligencias y estando en Córdoba dejan que mi hermano la visite en terapia. Le mintió, le dijo que estaba en libertad y a las horas murió. Estaba esperando ver a su hijo.
  • Respecto a mi estudio me preguntaban qué materias hacía y qué autores leía. Nos hacían levantar temprano, limpiábamos, lavábamos ropa, conversábamos. Tratábamos de ver quien entraba y quien salía por un agujerito. A la noche era dramático escuchar los gritos de los compañeros torturados. Las mujeres sufrimos doble tortura, la común y la recibida por ser mujer; los atropellos, el desnudarnos, todo era humillante y sin poder hacer nada.
  • Yo pertenecía a la Juventud Peronista, hacíamos actividades en los barrios, ayudábamos a los pobres. Participaba esporádicamente en la Iglesia, pertenecía a la Parroquia señor del Milagro. En esa época Angelelli ya hacía misas por los desaparecidos en la Catedral junto a los padres Praolini y Gil.
  • Como escribió Galeano “Sembremos memoria para cosechar justicia”. Nunca más.

Principales Frases de Alicia Asís

  • Fui detenida el 15 de abril de 1975, soy presa de la democracia y teníamos un régimen abierto, con visitas. A partir del 24 de marzo de 1976 se nos modifica todo lo que vivíamos, cambia la metodología y no pudimos tener más visitas, escuchábamos torturas a la noche, traslados de personas a cualquier hora y gritos de dolor.
  • Nos decían cosas dolorosas por nuestra condición de mujer, como que gozaban con eso. El 9 de octubre de 1976 fuimos trasladadas humilladas y atadas en un Hércules a Buenos Aires.
  • En la celda estábamos con Azucena De la Fuente, venían y nos decían ¡todavía están estas dos, cuándo será el día que las saquen!. Nos tiraban las cosas al piso, nos deshacían la camay de cada una de las prendas tenían algo para decir siempre, nos decían cosas feas y tremendas. Iba casi todos los días Britos y su patota y cantaba “Canción para una mentira” haciendo burla.
  • Yo no fui torturada físicamente, pero la tortura psicológica era constante. Claudia Soria, Lucila Moraga e Irma Quipildor eran torturadas. A mí nunca me vio un médico, a otras sí. Los de Gendarmería llevaban adelante todo el procedimiento.

Principales Frases de Carlos Gómez

  • Britos era el Jefe y lo hacía notar por su voz de mando y por el modo en que lo obedecían Vilte, Chiarello y el resto. Con su llegada cambió la situación interna del IRS. En noviembre del 75 cuando el Ejército se hace cargo cambian algunas cosas y mucho más después que llega gendarmería.
  • Britos entraba con frecuencia a las celdas a golpear a distintas personas. Cuando salíamos a hacer fagina podíamos ver las malas condiciones que estaban otros a los cuales torturaban, física y moralmente.
  • Los guardia cárceles y gendarmes preparaban a los compañeros para llevarlos a la totura, les pegaban y estaba presente Britos y los que pegaban eran Vilte, Chiarello y Ledesma.
  • Estuvimos presos 4 hermanos, Antonio, Luis, Einer y yo y dos cuñadas, Moraga y Carrizo. Las condiciones eran igual de malas para todos.
  • Entraban periódicamente a las celdas la patota de Britos. Iban armados y amenazando con la política de quebrarnos física y moralmente.
  • No es fácil estar sentado aquí frente al Tribunal. Implica un compromiso grande por los que no están, por las familias, por más memoria, verdad y justicia.