Juicio por el esclarecimiento del asesinato de Wenceslao Pedernera – Undécima Jornada

0
47

 

A las 9.45 se constituyó el tribunal y con la presencia de los abogados de la querella y de la defensa quien informó que el acusado Ernesto Abelardo Britos no iba a estar presente pero que prestaba el consentimiento para la realización de la audiencia. El Dr Reinaga por razones de salud participó vía Zoom desde Catamarca. De este modo se dio inicio a la audiencia del viernes 28 de julio en donde se escucharon testimonios de Hugo Haymal, Luis Gómez, Azucena De la Fuente y Lucila Maraga. La próxima audiencia será el miércoles 2 de agosto a las 9 hs con los testimonios de César Vergara, Argentina López, Graciela Boffelli y Nicolasa Aldana. se informó que le miércoles 3 de agosto a las 10 se le hará una pericia médica al acusado Sr Britos.

Principales Frases de Hugo Ricardo Haymal

  • Britos a cara descubierta me usaba como su desayuno, me visitaba todos los días en mi celda bien temprano, me ataba y empezaba a repartir golpes. Tenía especial ensañamiento conmigo.
  • Llegué el IRS el 24 de mayo de 1976 y comenzaron las torturas. Los que acompañaban a Britos se sumaban porque había que mostrarle a los jefes que ellos también eran buenos para pegar y cumplir órdenes. Hasta los presos comunes nos pegaban, lo mismo que los guardia cárceles.
  • Britos era el Jefe de seguridad de la cárcel. También detuvieron a mi esposa, usana Isabel Rovera. A veces nos torturaban juntos.
  • Yo no tenía ni tuve armas y me las endilgaban. Britos a veces me visitaba para conversar y me decía que no sabía qué hacer con nosotros porque no declarábamos nada.
  • Me pasaron a un Consejo de guerra. En el IRS estuve hasta el 4 de octubre del 76 en que me trasladaron a Sierra Chica.
  • Para comunicarme con mi esposa los usaba a los gendarmes que le llevaran cigarrillos en donde se escondían cartas hasta que se dieron cuenta y la amenazaron con violarla.
  • Britos estaba siempre en la sala de torturas.

Principales frases de Azucena del Carmen De la Fuente

  • Me detuvieron n democracia, el 15 de abril de 1975, fui de las primeras presas políticas de La Rioja.
  • A partir del 24 de marzo de 1976 se cambió la cárcel por un suplicio, por un lugar de terror. Los gendarmes que llegaron esa madrugada obedecían al alférez Britos y a partir de allí estuvieron con nosotros.
  • Nos trataban de subversivas y nos amenazaban con violarnos.
  • Si decíamos que eras peronistas nos decían montoneros, si decíamos del PRT, éramos comunistas. Siempre éramos algo que ellos decían .
  • ABritos lo reconocíamos porque siempre llegaba con un perro grandote y su patota.
  • Todas estábamos muy mal físicamente. A veces Britos aparecía con nuestras prendas íntimas en la punta de su fusil. Nos hacía maltratos físicos y psicológicos. Nos pintaron los vidrios de las ventanas para que no miráramos para afuera y no entrara la luz.
  • Buscaban que reaccionáramos, que se produjeran fricciones entre nosotras. La amenaza y el temor de la violación estaba siempre.
  • Estuve en el IRS hasta octubre del 76 en que fui trasladada a Devoto.
  • Fuimos 1000 presos políticos en ese lugar, hacinados y con poca comida. Yo estuve presa hasta el año 82.

Principales frases de Lucila Maraga de Gómez

  • El 15 de abril de 1975 nos llevaron al IRS a mí y a mi esposo, Luis Gómez, personas vestidas de civil sin orden de detención.
  • El 24 de marzo de 1976 irrumpieron los gendarmes dando órdenes con insultos diciendo que ellos se harían cargo del penal porque éramos subversivos de mala conducta y que podían hacer con nosotros los que ellos quisieran.
  • La seguridad estaba a cargo del alférez Britos que con Vilte, Chiarello y Ledesma formaban una patota.
  • Me contagié de fiebre tifoidea y no me daban la comida ni la higiene necesarias.
  • Constantemente proferían palabras obscenas y humillantes con la intención de crear un estado de terror e incertidumbre. Sufrimos abusos sexuales. Se movían con perversión y falta de sensibilidad y amor a la vida.
  • Nos abrían las puertas cuando nos estábamos duchando y era terrible escuchar el sufrimiento de los otros mientras los estaban torturando. A veces deseábamos ser ellos por el sufrimiento que pasaban.
  • El plan carcelario apuntaba a la destrucción física y psicológica de nosotros. Estuve presa hasta el 82 en Devoto. En octubre del 76 me llevaron allá.
  • Dentro del plan sistémico estaba la violación, nos decían que cómo nos habíamos atrevido a dejar las ollas y tener una militancia política.

Principales frases de Luis Gómez

  • Fuimos detenidos con mi esposa, Lucila Maraga en abril del 75 junto a 3 hermanos míos y una cuñada. En noviembre las condiciones se pusieron más duras.
  • En la madrugada del 24 de marzo entró gendarmería con gritos y amenazas. Nos dijeron que se había terminado los derechos y que la vida interna de los presos se había acabado hasta nuevo aviso.
  • El que más frecuentaba las celdas era el alférez Britos que se movía con lo que le llamábamos la patota.
  • A veces Britos desaparecía por unos días y regresaba con más presos, él mismo iba a los operativos. Llegaron muchos detenidos, tuvieron que reformar los espacios, habilitar comisarías y el ejército. La Rioja tenía 150000 habitantes y pusieron 1800 presos a la cárcel y la mayoría venía del Oeste.
  • Britos no hablaba, daba órdenes a los gritos. Ejercía el poder de manera perversa. A veces estábamos dispuestos a reaccionar ante tanta tortura y salvajismo
  • Intentábamos recolectar frutas y remedios para los que estaban incomunicados.
  • Pido justicia, sobre todo para aquellos que no han podido declarar como yo ahora y que consideremos el horrendo crimen que se cometió con Carlos, Gabriel, Wenceslao y nuestro querido obispo Angelelli.