Inicio Iglesia 1-Iglesia en La Rioja Juicio por el esclarecimiento del asesinato de Wenceslao Pedernera – Séptima Jornada

Juicio por el esclarecimiento del asesinato de Wenceslao Pedernera – Séptima Jornada

0
Juicio por el esclarecimiento del asesinato de Wenceslao Pedernera – Séptima Jornada

 

A las 9.40 se constituyó el tribunal y con la presencia de los abogados de la querella y de la defensa quien informó que el acusado Ernesto Abelardo Britos no iba a estar presente pero que prestaba el consentimiento para la realización de la audiencia. De este modo se dio inicio a la audiencia del viernes 23 de junio. La próxima audiencia será el viernes 30 de junio a las 9 hs. en donde atestiguarán el sacerdote Francisco Dalteroche, Nelly Martínez y Juan Aurelio Ortiz.

En esta audiencia ese solicitó una nueva percia médica para el Sr Britos acompañados por peritos de parte tanto de la querella como de la defensa. También se incorporó como testigo, para próximas declaraciones, al Padre Manuel Romero.

 

 

Principales frases de la declaración de Juan Manuel Garrot

  • El 21 de agosto de 1976 fui tomado preso por el Ejército de Chilecito. Antes ya me había llamado el Juez Catalán, ese día me llamo a declarar y me llevaron. En la misma jornada me llevaron al IRS
  • Conocía Britos porque jugaba al fútbol en el club del barrio y a veces iba él.
  • Britos con algunos de sus subalternos recorría las celdas y desde el principio quería que le dijera en donde guardaban las armas los curas. Me decía ¿viste lo que le pasó a tu camarada Pedernera? Como lo hice boleta a él te voy a hacer boleta a vos.
  • Después me responsabilizó a mí y a Wenceslao de tener armas y le decía a mi padre que se olvidara de mí porque iba a ser boleta. Y a mí que yo no iba a salir con vida. Siempre esperaba ese desenlace.
  • Varias veces me hicieron simulacros de libertad, me dejaban solo en un auto con la llave puesta y armas para que me escapara y matarme por hacer algo malo. Yo no me movía.
  • Un día me dijeron hoy es tu día de suerte, te vamos a blanquear ¿Sabés qué día es hoy? Yo no tenía idea y era el día de los muertos.
  • Atado de pies y manos con cables de electricidad de tela me llevaron por avión a Córdoba y de ahí sin vendas al D2 y terminé en el Campo de la Ribera.
  • En los viajes en auto de noche me bajaban a orinar y tiraban ráfagas de ametralladoras.
  • El chofer y otro más, los dos militares decían que tenían que volver a La Rioja limpios, por lo tanto tenían que deshacerse de mí, o sea matarme.
  • Cuando llegamos al Campo de la Ribera yo iba sin vendas y allí se pusieron a discutir entre ellos de que porqué me llevaban así. Me vendaron y me empezaron a pegar hasta que escuché que alguien dijo ¡Basta!, era un amigo llamado Olivera que me sacó de ahí me dio una manzana y agua. Me sacaban a la noche de paseo y me golpeaban. Entre ellos estaba Britos.
  • Cuando pasaban varios días sin darte agua era porque te iban a dar con la picana eléctrica. Después me enteré que es porque te dan contracciones musculares que no contienes la orina, la saliva, los fluidos nasales y te podés broncoaspirar.
  • Siempre en los interrogatorios insistían con la pregunta de dónde tenían las armas los curas.
  • Yo siempre estuve ligado a la Iglesia y naturalmente era peronista por mi familia. Me gustó estar en los grupos juveniles porque Angelelli nos invitaba a hacer algo por los demás.
  • Para mí era novedoso que un obispo te abrace, te bese, te dé una palmada, ese era Angelelli y nos inculcó el tema de trabajar por los necesitados. Yo tenía 15 o 16 años y ayudaba a cambiar los techos de las Escuelas Rancho por el tema de las vinchucas.
  • Me encariñé mucho con Wenceslao, tenía una forma de tratar muy campechana, tenía paz y convencimiento de lo que hacía, nos alentaba a estudiar, era un peón rural. Sabía bastante de cooperativismo, nos ayudábamos entre vecinos en las cosechas y con Angelelli ese estilo tomó forma de Pastoral. todo eso nos entusiasmaba.
  • Queríamos que a los trabajadores rurales no se los trate como a esclavos, quería os hacer un mercado concentrador de nueces, de uvas para tener un buen precio y vender nosotros lo nuestro. Esa idea de Pedernera molestaba, amenazaba a las riquezas.
  • La abuela de la esposa de Santucho le contó a mi madre que Britos le baleó el pié a Santucho porque le recriminó el haber matado a Wenceslao. Britos andaba en Chilecito metiendo miedo, pateando las puertas. Antes que me detuvieran y jugábamos al fútbol me decía que iba a violar a mi hermana.
  • La Pastoral de Angelelli vino a traer justicia. Atacó al casino y a los poderosos que no respetaban a los pobres y decían que los curas debían hablar de Dios y de los santos y no de la realidad.
  • Quisieron voltear la Pastoral de Angelelli porque con ella dejábamos de tener esclavos y zánganos ricos que se gastaban la producción de los pequeños.
  • Angelelli te decía que el otro es otro Cristo que sufre, que no hay que herirlo. Eso caló tan hondo que Wenceslao, mal herido, perdonó a sus asesinos y dijo no odien.
  • La gendarmería tenía un plan para eliminar a la Iglesia de Angelelli. nos decían subversivos, apátridas y por eso no nos dejaron ver los partidos del Mundial 78, porque no sentíamos a la patria.
  • Yo no quiero odio, quiero justicia.
  • El Diario El Sol y los Cruzados de la Fe estaban en contra de la Pastoral de Angelelli.

Principales frases de la declaración del Padre Gonzalo Llorente

  • Vine de Buenos Aires a La Rioja en septiembre de 1974, era un joven laico, atraído por la Pastoral de Angelelli, Di Marco y Sifre. Me invitaron a la Cooperativa La Buena Estrella para trabajar de modo solidario.
  • Wenceslao era un campesino de ley, enamorado de la tierra y del trabajo, era un militante de esto junto a otros campesinos en defensa de su dignidad y derechos.
  • Carlos y Rafael eran dirigentes a nivel de América Latina y también mundial y no pensaban empezar tan pronto con la Buena Estrella. Wenceslao alentó y adelantó esta idea.
  • Empezamos con un trabajo silencioso, cultivando sandías, melones y conociendo los vecinos, nos acompañaban los curas de Sañogasta y Chilecito, las Hermanas del Sagrado Corazón que estaban en Campanas. celebrábamos la Eucaristía y Angelelli venía a visitarnos, se quedaba dos días para seguir pensando el proyecto. Wenceslao estaba enamorado de esta Iglesia, tenía tozudez evangélica.
  • El comienzo fue rudimentario y de mucho esfuerzo, Wenceslao lo llevó adelante y cada vez se volvió más virulenta la persecución a la Iglesia riojana.
  • Comenzaron a circular panfletos con amenazas de muerte, eran de la Triple A y a partir de 1975 la persecución se hizo más virulenta hacia la Iglesia riojana. Veíamos autos desconocidos que se detenían en la tranquera de nuestra casa que estaba a unos 600 metros. Angelelli vio que era bueno hacer un paréntesis en la experiencia.
  • El tema de la tierra era un sueño insolente para La Rioja que era semi feudal para una gente que se sentía dueña de la tierra, de los pueblos y de la fe. A Angelelli no le permitieron adentrarse en esa zona de exclusión y pobreza.
  • Había detenciones y amenazas como la del P. Puchetta, catequistas. Gendarmería estaba involucrada en el seguimiento, investigación y servicio de la inteligencia.
  • Wenceslao era un dirigente, un militante de la Iglesia, asesinarlo a él era asesinar un proyecto social que promovía la ruralidad. La víctima se transformó en sospechado.
  • El hoy padre Manuel Romero decía que cuando lo mataron a Wenceslao estaba en Misa, estuvo en el velatorio y a los pocos días Gendarmería lo tomó preso y Britos lo interrogó y lo soltó. La pregunta era donde estaban las armas de Angelelli y su relación con los movimientos guerrilleros. Es lo que también preguntaron al P Inestal, a Sifre y a Di marco cuando los detuvieron en mendoza.
  • En abril del 76, Angelelli me llamó y me dijo que lo que hacía era tildado de comunista, marxista y que todo lo que tocaba era considerado dañino. Me dijo que iba a poner a mi nombre el campo de la Buena Estrella para que lo vendiera y lo repartiera entre los campesinos y la pastoral campesina, eso nunca llegó a hacerlo. En mayo mi padre me llamó y me dijo que me volviera a Buenos aires porque por un cuñado militar sabía que estaba en peligro.
  • El asesinato de los 4 mártires está guiado por el mismo vector y Wencesalo fue el fruto maduro de la Iglesia nueva que había que acallar. Una Iglesia comprometida con su pueblo y no podía ser permitida por los sectores de poder en complicidad con los militares y parte de la Iglesia.
  • Angelelli le escribió lo que estaba viviendo a la Conferencia Episcopal y no prestaron oído a este clamor que advertía la persecución.
  • La proclamación de los Beatos ha sido una reivindicación de esa Iglesia que se quiso a callar y que queremos seguir siendo.
  • Muestra un folleto realizado a los pocos a los del martirio de Wenceslao por la gente de NECA: Nuevas Esperanzas Campesinas contando su vida y obra. Docuemnto que se adjunta al expediente como prueba.

 

Principales frases de la declaración de Noemí Perdernera

  • No tengo parentesco con Wenceslao, soy de Famatina y en el secundario formé parte del Centro de Estudiantes para hacer cosas buenas por la Escuela que era el Instituto Agropecuario. No milité en la Iglesia.
  • Todo el mundo tenía miedo en la dictadura. Me deuvieron el 2 de junio de 1977, un día después de haber tenido a mi hija Paula, yo tenía 19 años. Me llevaron a Chilecito y el 3 al IRS.
  • En ese lugar muchas veces me llaveroan declarar ante Britosque me preguntaba sobre Famatina y el Centro de Estudiantes, me quería hacer declarar que junto a otros 3 compañeros habíamos planificado y asaltado la comisaría de Famatina y no era cierto. Me torturaban y me ponían el arma en la sien, me zamarreaban del brazo.
  • Un día me sacaron la venda y Britos realizó un escrito que me hizo firmar, yo no quería hacerlo sin leerlo y me obligó. Ahí decía lo del ataque a la Policía con mis compañeros. Me enteré mucho después de lo que decía.
  • Mi hija estaba conmigo y le daba de mamar. Un comisario me dijo que siguiera amamantando porque así no me iban a trasladar. Le pedí unas gotas a mi familia que le daba a mi hija para que se durmiera cuando me llevaban a declarar. Yo volvía muy mal de esos momentos.
  • Nunca denuncié penalmente a nadie.

Abrir chat
1
Contacto Diócesis La Rioja
Escanea el código
Horario de atención de Lunes a Viernes de 08:00hs a 12:30 hs.