Jóvenes del Decanato San Nicolás – Jesús está más cerca nuestro de lo que imaginamos

0
49

En la Asamblea de Pastoral Juvenil estuvimos con los jóvenes del Decanato San Nicolás: Leo del Movimiento Legión de María, Ana de la Comunidad Encarnación del Niño Jesús, Facu y Camila de Catedral e Ignacio y Miguel del Santuario de la Merced

Aquí nuestras preguntas y sus respuestas.

¿Qué esperan como jóvenes, de la Iglesia? 

Lo que esperamos y lo que nos gustó y que salió en la asamblea, es la incorporación de jóvenes desde diferentes funciones en la iglesia. Nos alegra sentirnos representados y escuchados, acompañados desde la Diócesis con la incorporación de chicos en la Iglesia. Queremos que sea un espacio de escucha y contención como lo viene siendo, también de acompañamiento.

¿Qué le dirían a la Iglesia? 

 Primero ¡Que la amamos! Y le pediríamos que acompañe al joven en el cambio que desea realizar, que se adapte a los cambios sociales, que no cierre puertas sino que las abra. Que seamos una Iglesia caminante.

¿Qué misión creen que tiene Jesús para ustedes? Ustedes llegaron a esta Asamblea por algo, fuera de que su párroco los haya enviado 

Tenemos que poner la mirada en la carencia de los demás jóvenes, ver diferentes realidades y también interiorizar en la oración en cómo poder ayudar a la comunidad desde el lugar que nos toca.

Contemplamos a un Jesús vivo, que está, que apoya, que nos escucha, y deseamos salir a la calle a decir que Jesús está más cerca nuestro de lo que uno cree o imagina.

Seguir con el legado de Angelelli, evangelizar puertas afuera, algo que siempre nos pidió y luchó dejando su vida. Que podamos acercar a más jóvenes a la palabra de Dios.

¿Qué más les gustaría agregar? 

Incentivar al joven a que se acerque, que forme parte de la Iglesia que los abraza y espera desde un lugar de contención. Nuestras voces están siendo escuchadas, animar a los párrocos, religiosos y laicos que aún se oponen a las voces juveniles a que abran sus corazones porque venimos con todo el amor de Cristo.

Estos días de la asamblea fueron días de compañerismo, solidaridad y aprendizaje en donde todos conjuntamente desde los diferentes decanatos pudimos trabajar en elaborar propuestas y temáticas para los jóvenes, y esperamos poder llevarlas a cabo desde las parroquias y decanatos.

Fue lindo y especial vernos acompañados por el Obispo y algunos sacerdotes estos días, ellos fuera de darnos palabra de contención, también nos transmiten su sabiduría desde las escrituras. Es importante que los jóvenes vean que los pilares de la Iglesia también nos sostienen y apuestan por nosotros.

¡Gracias Chicos y Chicas por refrescarnos la mirada y el corazón!