Iluminados por la Palabra salimos a la Misión – Mensaje de Mons. Dante Braida en la Fiesta de invierno de San Nicolás

0
31

ILUMINADOS POR LA PALABRA SALIMOS A LA MISIÓN

 Mensaje de  Mons. Dante G. Braida en el Atrio de Iglesia Catedral y Santuario San Nicolás de Bari. La Rioja, 02/07/2023

 

  1. Queridos hermanos y hermanas.

Queridos peregrinos y promesantes.

Queridas Comunidades aquí presentes, y todas las que nos siguen a través de Canal 9, Radio La Torre y Radio La Red, y redes sociales: ¡Bendiciones y mucha paz!

¡Felicidades en este día que celebramos a San Nicolás, nuestro Patrón tutelar!

Saludamos particularmente a los ancianos, a quienes están enfermos, a quienes están privados de libertad y, a todos los que desde sus hogares participan de este encuentro de familia, este encuentro nicolasiano.

Damos gracias a Dios por estar aquí reunidos, por los días de novena que hemos vivido y, de modo particular, doy gracias por la Visita Pastoral realizada en ésta Parroquia Catedral. Agradezco los días compartidos con los distintos grupos pastorales que la integran, y a las instituciones visitadas: instituciones educativas, fuerzas de seguridad, instituciones del Poder Judicial, entre otras, con quienes hemos compartido provechosos diálogos sobre la realidad que vivimos y los desafíos de este tiempo.

San Nicolás, luego de ser elegido obispo, fue un buen pastor que, por vivir con dedicación su ministerio en épocas de persecución, padeció el exilio y la cárcel. Luego de ser liberado, ya en tiempos de paz, participó en el Concilio de Nicea en el año 325, donde se definió el dogma de la Santísima Trinidad. Por lo que se conoce de su vida, son muchos los hechos que dan testimonio de su incansable servicio a los más débiles, los pequeños, y los indefensos.

El Libro de las Sagradas Escrituras que lleva en su mano, nos habla de la fuente que nutría su vida y su misión. A su vez, el báculo o bastón en la otra, nos muestra al Pastor que sale, que camina al encuentro de su pueblo para acompañar, evangelizar y conducirlo a una Vida plena, la Vida que Dios quiere para todos sus hijos.

  1. La Palabra Dios es también para nuestra vida hoy fuente de Santidad y plenitud de Vida cristiana. Con claridad nos dice Jesús: “Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican” (Lc 11,28). Como nuestro querido Santo moreno, también nosotros tenemos que nutrirnos de ella cada día para acercarnos más a Dios e iluminar la realidad que vivimos y asumir nuestros compromisos de vida.

En estos días pasados, nos alegramos mucho cuando recibimos la noticia de la designación del Beato Wenceslao Pedernera como Patrono de la Animación Bíblica de la Pastoral. Él se convirtió escuchando la predicación de la Palabra que, en adelante, leyó y meditó con frecuencia. Vivía  de tal modo que la Palabra ‘no se le caía de sus manos’, como  nos lo recuerda Martha, su esposa. Con el Evangelio discierne la realidad que viven sus vecinos, los obreros rurales, y deja que éste inspire su compromiso familiar y laboral. Finalmente su martirio será un reflejo de la muerte de Jesús descripta con tanto detalle en los Evangelios: muere perdonando e invitando a no odiar. En estos días estamos transitando el juicio por el esclarecimiento de su asesinato, y con esperanza aguardamos que la justicia se manifieste luego de 47 años.

Hoy, en Wenceslao, tenemos un gran ejemplo y motivo para vivir nuestras vidas, y para hacer que  cada una de nuestras áreas pastorales esté fecundada e iluminada por la Palabra de Dios.

  1. Por otra parte, al contemplar el bastón o báculo de nuestro tatita San Nicolás, nos sentimos llamados a seguir animándonos a vivir una Iglesia en salida, para atender de modo comprometido todas las situaciones de vida de nuestro pueblo.

En este año, la celebración de invierno que estamos culminando tiene como lema “Ensancha el Espacio de tu Tienda”, haciendo alusión a texto del profeta Isaías (Is 54,2) que hemos meditado mucho últimamente. De ese modo vamos aprendiendo el camino sinodal de la Iglesia; que busca abrir sus puertas a una mayor participación de todos los bautizados en su misión.

Ante nuevos desafíos, iluminados por la Palabra y la Doctrina Social de la Iglesia, estamos llamados a buscar nuevas y creativas respuestas. Por eso nos alegramos con el relanzamiento de la Pastoral de Adicciones bajo el lema “Ni un pibe, ni una piba, menos por la droga”. La droga daña la vida, destruye familias, la droga la mata. También nos motiva la creación del área de prevención del suicidio; el fortalecimiento del Área de la Mujer; la nueva iniciativa de la Pastoral del Turismo y del Migrante; y la del Ecumenismo y diálogo interreligioso, entre otras. En nuestras comunidades hay muchos carismas y talentos que pueden ayudar a vivir con creatividad la obra evangelizadora, respondiendo a las necesidades de éste nuestro tiempo. Podemos preguntarnos: ¿estoy reconociendo y ofreciendo mis dones al servicio de los demás?

  1. También estamos conmemorando los 40 años de democracia ininterrumpida, dando gracias por tener un sistema que nos permite vivir y crecer en libertad y responsabilidad. Con el espíritu de servicio a la humanidad, que la Iglesia asumió en el Concilio Vaticano II, la pastoral social del noroeste argentino prepara un Encuentro Social para conmemorar este acontecimiento, en el marco del Centenario del Nacimiento del Beato Enrique Angelelli, y de los diez años del Pontificado del Papa Francisco. Este Encuentro se realizará del 14 al 16 de julio en nuestra ciudad, en el Colegio San Francisco, con el objetivo de “Promover una mayor participación ciudadana y un compromiso corresponsable de cada persona e institución en la construcción de una sociedad más justa y solidaria donde nadie quede ” Invitamos a participar y a buscar caminos para seguir fortaleciendo la democracia que nos ha dado mucho pero que aún tiene muchas deudas sociales que requieren un mayor compromiso de todos.

El mejor modo de honrar la democracia es participando de las diversas instancias que nos ofrecen las variadas instituciones que integran nuestra comunidad, opinando, involucrándonos, proponiendo nuevas iniciativas, viviendo la alegría de caminar con otros, y fomentando emprendimientos comunitarios. Especialmente en este tiempo de reforma de la Constitución Provincial, la participación ciudadana es fundamental. Es necesario dialogar con los convencionales constituyentes de cada departamento para estudiar y comprender lo que se propone cambiar y, a su vez, plantear y sugerir con libertad lo que nos parezca mejor para el Bien Común, para el bien de todos. Así lograremos construir juntos una sociedad más justa y fraterna donde todos podamos desarrollarnos integralmente y desplegar nuestro espíritu solidario en esta hermosa tierra que habitamos.

Bien nos animan en este sentido a la participación las palabras del Beato Mártir Angelelli cuando nos dice: “Analizar, evaluar y reflexionar acerca de nuestra realidad riojana desde distintos ángulos, es también construir y preparar un futuro mejor. Supone un clima: diálogo y respeto mutuo, comprensión, adecuada información, nobleza de espíritu. Esto también supone renunciar a intereses mezquinos, ya sea personales o de grupos, ver con realismos los pasos que debemos dar para lograr la felicidad de nuestros pueblos.”[1]

  1. Por último, con esta celebración damos inicio al “MES DE LOS MÁRTIRES”, en el que pretendemos celebrar la entrega generosa de sus vidas y el camino de santidad que ellos recorrieron. Será un tiempo para conocerlos, comprenderlos y quererlos más, y para que su ejemplo ilumine nuestro caminar diario. El lema que nos acompaña este año es “Con Angelelli y compañeros mártires, escuchamos y evangelizamos”. Una novena escrita será de ayuda para que cada parroquia, movimiento o grupo pastoral, pueda vivir y rezar durante nueve jornadas con la vida de los Beatos Carlos, Gabriel, Enrique y Wenceslao. La propuesta general está plasmada en un Programa que los invito a conocer para acercarnos más a ellos y nutrirnos de sus enseñanzas. Iluminados por sus vidas vivamos nuestra identidad cristiana participando activamente de la vida pastoral de la Iglesia, y asumamos nuestros compromisos en la vida social con decisión y esperanza.

Pero, tengamos en cuenta que todo compromiso, para que sea sostenido y perseverante necesita estar apoyado en Dios, siempre, sobre todo cuando se presentan pruebas o cruces que hacen difícil el camino. Para esto es necesario ser constante en una vida orante. Se trata de orar para no desfallecer, orar para crecer, orar para vivir.

Un mes antes de su muerte, en momentos oscuros de nuestra Patria, Mons. Angelelli celebraba esta fiesta de San Nicolás invitando a su pueblo a vivir aferrado a Dios, asumiendo esa hora difícil con esperanza. Decía: Esta tarde, al declinar el día y antes de despedirnos, sentimos la necesidad de escucharlo a Dios que habla en cada uno de nosotros. Sentimos la necesidad del silencio interior para sabernos más necesitados de Dios y más solidarios los unos de los otros. Sentimos la necesidad de orar por nosotros mismos, por nuestras familias, por los que están sufriendo mucho, por nuestra Provincia, por esta Iglesia Diocesana, por la Patria. (…) Nuestra oración debe ser universal, a nadie excluimos.”[2]

 Por eso los invito a vivir con espíritu orante y apertura de corazón este Mes de los Mártires para que nuestras vidas se renueven en Jesucristo, el Señor, y manifiesten su amor incondicional en la entrega de cada día.

Ahora podemos contemplar a San Nicolás y su rostro moreno, a la Virgen del Valle y su corazón tierno y en el silencio depositar en ellos nuestras intenciones y deseos más profundos…

Que San Nicolás y nuestra Madre del Valle sigan siendo nuestros acompañantes en la búsqueda por vivir la alegría del Evangelio. ¡Que la paz del Señor esté siempre con Ustedes! ¡Feliz día de San Nicolás!

Así sea.

[1] Angelelli, Enrique. Homilía Fiesta de San Nicolás. 1° de enero 1970.

[2] Angelelli, Enrique. Homilía Fiesta de San Nicolás. 4 de julio de 1976.