Homilía (02 de septiembre)

0
33

SALUDOS:

            Enfermos, ancianos, presos, comunidaes: ÑOQUEVE-PATQUIA-CHAÑAR-ARAUCO-LAS TALAS-OLPAS-SAN RAMON

Amigos y Hermanos Radio Oyentes:

           Lo que hemos escuchado en las lecturas que acabamos de leer de la Carta de Santiago (1, 17-27) y del Evangelio de San Marcos (7, 1-23) nos ayudará para reflexionar acerca del tema de este domingo. Hoy hablaremos de la “Colecta Más por Menos”. Es decir, hoy se realiza en todo el País, una Colecta que se la ha denomina Más  Por Menos, es el camino ante los que tienen más con los que tienen menos. Fue organizada por el Episcopado Argentino hace tres años. Una Comisión de Obispos la presiden y llevan adelante su finalidad. Es similar a las Organizaciones Internacionales que dependen de la Santa Sede y que en Alemania se llaman: “Misereor” y “Adveniat”, en Italia se llama “Ayuda a la Iglesia que Sufre”, en Francia se llama “Comité Católico para la Campaña del Hambre”, la nuestra, la argentina, como la de otros países, tiene como finalidad despertar entre los cristianos y en todo hombre de corazón bueno y recto, como en todos los pueblos, el sentido de la solidaridad y de la fraternidad. Es despertar la conciencia de todos nosotros el sentido y la conciencia de que existen muchísimos hermanos nuestros que sufren mucho, que tienen hambre, que mueren por faltarle lo indispensable para vivir. Es hacernos reflexionar y poner en práctica la comunicación cristiana de los bienes, en el sentido de que nos habla el Libro de los Hechos de los Apóstoles. Este año cobra mayor importancia y es un camino eficaz para que el Año Santo que estamos tratando de vivirlo muy seriamente, lo traduzcamos en las obras. en el camino para que el Reencuentro con Dios y con nuestros hermanos sea verdadero y auténtico.

         Quienes son sus destinatarios: los pobres, llámense personas, comunidades, o pueblos, los que sufren por falta de pan, medicamentos, víveres, ropa, vivienda, trabajo. Los que no tienen las infraestructuras para el verdadero desarrollo inegral de la vida de un pueblo. Los que en lenguaje del Evangelio están indicados en las llamadas Obras de Misericordias.

            Los que en el camino de la vida se identifican con el hombre herido en la orilla del camino y espera que pase un Samaritano para que le tienda una mano, hermana y amiga. Son los que más necesitan en nuestra Patria. Los que más necesitan en la Rioja,  Aquí en la Ciudad y por los pueblos y puestos del Interior. Muchos de Ustedes que me escuchan son los destinatarios de esta mano generosa y amiga para compartir las necesidades materiales y espirituales que tienen.

            Todo esto se traduce: en escuelas para nuestros niños, en Salas de Primeros Auxilios, en Remedios, en ropa, en víveres, en casas dignas, en fuentes de trabajo, en centro de esparcimiento para nuestra juventud, en servicios, los más variados y que puedan solucionar o aliviar el dolor de nuestros hermanos. Son ustedes, muchos de nuestros hogares riojanos en donde falta lo indispensable para vivir dignamente. Y es exigencia de qué: del Evangelio, con mayor responsabilidad y urgenciia para quienes nos confesamos creyentes cristianos, de ustedes amigos que perteneciendo a otros credos, están exigidos por el mismo Dios, Padre de todos los hombres. De Ustedes, hermanos que pueden estar en otra actitud interior frente a las creencias pero que el corazón bueno y recto, los hace solidarios y hermanos con todos y que sin saberlos los hace servidores y adoradores de Dios en el hermano que sufre o necesita una manito del que tiene al lado o del que está lejos.

            Como ven, amigos radio oyentes de L.V. 14, hablar de una “colecta” no es solamente juntar algunos pesos, es asumir todo lo que le falta a una comnidad, a un pueblo, a una familia, a un hermano, para que sea feliz, para que se sienta más realizado como persona, para que vea hecha realidad que la comunicación cristiana de los bienes de tipo material o espiritual es una realidad y no una simple ilusión.

            Para que lo podamos comprender mejor el sentido de lo que venimos reflexionando es bueno que leamos detenidamente lo que dice el Salmo 14: “dice: ‘Señor: quién puede hospedarse en tu casa? y responde: ‘el que procede honradamente y practica la justicia/ el que tiene intenciones rectas y no calumnia con su lengua/ el que no hace mal a su prójimo/ ni difama al vecino/ el que considera despreciable al impío y honra los que temen al Señor/ el que no se retracta de lo que prometió, aún en daño propio/el que no presta dinero a usura/ ni espera soborno contra el inocente. El que así obra, nunca fallará y podrá hospedarse en la Casa del Señor, Nuestro Padre Dios. Amigos Radioyentes: Y cómo tenemos que dar: como aquella vida pobre del Evangelio que al depositar las monedas depositaba todo su ser. Sintiendo y compartiendo las necesidades de los otros; y no como lo del fariseo que lleno de orgullo, ponía lo que le sobraba para ser visto sin sentirse comprometido con su hermano sino para acallar la propia conciencia. Solemos decir en lenguaje familiar: “ese es de corazón duro” o “ese es de corazón bueno”.

            Esta Colecta, Más por Menos, mira a toda la Argentina, mira a todas las regiones que la conforman geográficamente. Cuánto dolor y sufrimiento se podría hacer desaparecer de nuestra Patria generosa, dada por Dios, si en regiones y en grupos sociales no se viviera tan hondamente el egoísmo, la insensibilidad y el olvido por otras regiones y grupos de argentinos que no tienen lo más indispensable para la vida. Existen muchas realidades infrahumanas que claman al cielo. No podemos quedarnos callados ni quedarnos tranquilos hasta tanto no hagamos lo que está en nuestras posibilidades concretas para solucionarlas. Esto es vivir hoy, aquí en La Rioja y en nuestra Patria, el “Soy Cristiano por la Gracia de Dios”, siguiendo lo que veníamos diciendo en domingo anteriores. Es Jesús quien nos llama a este estilo de vida y a hacer estas opciones en la vida. A todos nos cuesta. Es difícil. Seamos por lo menos nobles y no tratemos de negarnos a nosotros mismos. Hoy el Apóstol Santiago nos dice: acepten dócilmente la Palabra que ha sido plantada y es capaz de salvarlos. Llévenla a la práctica, no se limiten solo a escucharla, engañándose a ustedes mismos. Aquí la Palabra quiere decir: Jesucristo. Y sigue: la religión pura e intachable es la que se pone al servicio de sus hermanos, especialmente de los que están más necesitados. No nos asustemos cuando hablamos de los pobres. No es rechazo par nadie pero es también un llamado a nuestras propias conciencias. La mía y la de ustedes.

            Gracias a esta Colecta Más por Menos, se ha podido concretar en nuestro País muchas obras en las regiones más necesitadas entre las cuales está nuestra Rioja. Un día, cuando sea necesario haremos público todo lo que ha significado el aporte de este Organismo Nacional como de los Organismos Internacionales que dependen de la Santa Sede para aliviar mucho dolor en La Rioja. Y a este propósito quiero, hoy, hacer público el agradecimiento a estos Organismos, tanto nacionales como Internacionales por el aporte y el bien que nos han hecho y que quieren seguir haciéndonos.

            Amigos y Hermanos: como es necesario concretar esta Colecta en nuestra diócesis hemos dispuesto que en todas las parroquias, Instituciones y comunidades se la realice en estos tres domingos de setiembre, de acuerdo con sus posibilidades a saber: domingo 2, domingo 9 y domingo 16 de setiembre/se lo pedimos a los sacerdotes, religiosas y laicos de la diócesis. Todo conforme a la comunicación escrita que se ha enviado.

            El aporte que hagamos, debe tener todo el sentido de solidaridad con todos nuestros hermanos argentinos y a la vez el sentido reencuentro que como una de sus finalidades tiene este Año Santo.

            Amigos y hermanos: que el Señor y María Santísima nos ayuden a vivir y hacerlo cada vez más efectivo al precepto divino del amor.