En el mes de julio de 2023 se realizó en La Rioja el Encuentro Social del NOA, oportunidad en que se reflexionó sobre los 40 años de democracia, los 10 años del Papa Francisco y los 100 años de Monseñor Angelelli.

Monseñor Daniel Fernández, obispo de Jujuy y Berta Molinaro de la Pastoral de adicciones de la Diócesis de Santiago del Estero nos dejaron sus vivencias. 

 

Obispo de Jujuy – César Daniel Fernández

¿Qué es lo que se lleva del Encuentro Social NOA?

Tenemos dos valores: Uno los expositores, los testimonios que escuchamos de muchos laicos sobre el tema que nos convoca (en democracia, desde el evangelio, construimos el futuro que soñamos) me aportó mucho.

Segundo es la misma asamblea aquí reunida, la enorme participación, con muchas ganas de trabajar, de reflexionar, de aportar a la hora de llevar esto a las acciones, por ahora creo que es lo mejor, la gente y lo que nos han ofrecido como insumo para nuestra reflexión los expositores.

¿Cómo debemos formarnos para cuidar la democracia? ¿Cómo participar y no caer en las grietas, en las divisiones, en la desesperanza?

Es una tarea difícil, pero exige esa participación inclaudicable que se nos habló, es decir, en tratar por todos los medios, desde abajo hacer llegar nuestra voz a quienes nos representan, en los distintos ámbitos donde nosotros podemos hacer real la democracia con la participación de todos, esto se hace todos los días en muchos ámbitos: en el trabajo, en la unión vecinal, en los lugares donde estamos formamos parte, para que ese formar parte sea realmente participar.

¿Qué mensaje nos comparte a la gente del NOA aquí y ahora?

Esto que vivimos estos días es un comienzo, ciertamente hemos tenido otros encuentros pero más de equipo de Pastoral Social, pero esto es comienzo mucho más participativo y que Dios quiera que podamos hacer un jalón de encuentros a lo largo el tiempo, para poder ir sumando formación y conocimiento, acciones conjuntas para seguir apostando a fortalecer la democracia.

Berta Molinaro – Pastoral de Adicciones, Santiago del Estero

Vine a este Encuentro de la Pastoral Social representando a la Pastoral de Adicciones de Santiago del Estero (ciudad capital), participo de la Pastoral de Adicciones y también estoy trabajando en un centro de Bajo Umbral de tratamiento de adicciones, esa es mi especificidad, mi trabajo pastoral.

¿Qué se lleva del Encuentro Social Noa?

Muchísimas cosas porque son tres ejes importantes: la democracia, las enseñanzas de Angelelli y los mensajes del Papa Francisco, mucho por analizar de lo que hacemos como Pastorales. Muchísimo aprendido y compartido con los otros hermanos, eso es lo bueno, ver las realidades de todos. Pero lo más importante es ver lo que tenemos por hacer como Iglesia, muchos desafíos, una lista larga de desafíos y de trabajo.

¿Cuáles son los desafíos de la Pastoral de Adicciones?

Hoy todas Pastorales tienen grandes desafíos, pero en la parte de adicciones creo que ha avanzado mucho, como Pastoral de adicciones nos peleamos contra el narcotráfico, nosotros cuidamos a los chicos, pero esto es un monstruo que avanza y avanza. Es como enfrentar a un gigante.