En Olta «estaba de paso y me diste un lugar» – Refugio Padre Amiratti

0
86

La Comunidad de la Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria de Olta hace vida el servicio a Jesús en aquellos que no tienen en donde estar.

La localidad de Olta, Provincia de La Rioja, cuenta con diversos Profesorados a donde vienen muchos jóvenes a estudiar para adquirir un Titulo Docente.

  En el año 2011 Dios encontró los instrumentos que necesitaba para organizar en la Sede Parroquial un Refugio/Merendero, que serviría para estos jóvenes estudiantes que en un gran porcentaje son de otras localidades vecinas como: Milagro, Catuna, Olpas, Aguadita de los Peraltas, la Barrera, Chamical, Chañar, y también de Olta.

  Ellos salían de su casa a las 16:00 y regresaban a las 23:30, llegando a sus hogares pasando la medianoche. En horas libres, paseaban en la Plaza principal, o cuando hacia frio o lloviznaba, llegaban a “refugiarse” en el Templo ya que este está ubicado frente a la Plaza. Lo hacían en pequeños grupos de 2, 3 ó 4 jóvenes quienes se quedaban allí hasta que el transporte salía hacia su localidad.

   La Parroquia cuenta con salones los cuales uno se destinó para que estos jóvenes permanecieran allí y en pocos días, se organizó la comunidad y pusimos “Manos a la obra”. Se invitó a quienes deseen colaborar como Servidores, los cuales en dos turnos ( 17 a 20;00 y 20 a 23;30), brindarían un servicio único de acompañmiento y alimento para estos Jóvenes.

 ¿Qué les brindamos? fue la gran pregunta… La resuesta no tardó en llegar: Una taza de Matecocido, café o leche, con pan. La idea era buenísima y toda la comunidad ya sabía que el Proyecto de Dios se estaba gestando… ¡solo había que ejecutarlo!

   Y como buen pueblo riojano solidario, comenzaron a llegar las donaciones: tazas, manteles, servilletas, cucharas, ollas, yerba, azúcar, café, leche, dinero para comprar pan. Y una familia que poseen la  Panificadora LUZ,  nos regala las facturas cada tarde para los jóvenes. Una familia riojana pero radicada en Buenos Aires nos proveen los saquitos de mate cocidos, otros buscan colaboradores en su lugar de trabajo. Para dimensionar el servicio informamos que cada año consumimos  más de cinco mil saquitos de té y mate cocido. Desde hace algún tiempo el Municipio dona cada día el Pan para contribuir a las meriendas.

   Muchas veces, algunas mamás de los estudiantes donan pan casero, mermeladas o dulce de membrillo,  yerba, azúcar, etc.

   Dimos otro paso: ¿Cómo se llamaría el lugar? REFUGIO ( por que serviría para refugiarse del frio, calor, viento, soledad) ¿Y qué nombre? PADRE ARMANDO AMIRATI, (ese Sacerdote que está sepultado en el atrio de la Prroquia, santo, entregado, de sonrisa sincera ¡que amaba a los Jóvenes!

   Así fue transcurriendo el tiempo y este merendero se transformó en gran contención para Jóvenes de los Llanos Riojanos. Más de 300 meriendas semanales se entregan en época invernal las que son servidas por más de 30 Servidores. tod una obra de la Providencia que habla de la presencia de Dios a través de corazones generosos. se fueron agregando otros servicios como fotocopiadora más económica, wifi, tv…

Todo invita a pasar una jornada más amena en este desafío de Aprender para superarse y la counidad parroquial se siente bendecida al poder ver el rostro de Cristo en estos jóvenes hermanos.