El alcance del Turismo Religioso

0
625

En Villa Cura Brochero entre el 8 y el 11 de mayo se realizó el Congreso de Turismo Religioso con gran cantidad de participantes presenciales y on line de Argentina y varios países de todo el mundo.

Uno de los disertantes fue Miguel Cabrera, creador del sitio web www.turismoreligioso.travel. Con mucha claridad nos habló de turismo religioso y del potencial espiritual, social, cultural y económico que tiene.

Aquí la conversación con el Área de Comunicación y Prensa de la Diócesis de La Rioja.

¿Cómo se te ocurrió hacer un sitio sobre turismo religioso?

Antes que todo, los caminos de Dios solo él los sabe. Estaba en un congreso de turismo religioso para hablar de la comunicación y un señor que estaba allí me dijo que tenía que hacer algo en la web porque no había nada, yo lo tomé como una palabra de aliento y un deseo que no pensaba cumplir. Al año siguiente comencé a hacer el posgrado en periodismo digital y la tesis consistía en un sitio web colaborativo y así nació www.turismoreligioso.travel porque en el portal no escribo yo solamente sino que pueden hacerlo personas que quieren colaborar o difundir el turismo religiosos, ya sea porque quieren difundir las riquezas de su región o porque son peregrinos y andan viajando por el mundo y cuentan lo que visitan. Estoy feliz porque estoy cumpliendo de alguna manera lo que pide Francisco: una nueva manera de evangelizar.

A veces está mal entendido que se imaginan que es un turismo solo para personas que están en un camino de fe y a los destinos de turismo religioso van todos.

Por ej. hice un trabajo en Catamarca relevando los sitios religiosos de la provincia y llevé a un equipo de audiovisual de 4 personas que no tenían fe y al terminar dos de ellos me dieron las gracias porque habían sentido la presencia de la Virgen. Es imposible, aunque veamos una estatua de mármol que no sienta una espiritualidad.

¿Qué debiera tener nuestra comunicación de la Iglesia?

Debería ser para llegar más al llano comunicar todas las cosas que se están haciendo en cuanto a los templos solamente, sino lo que sacerdotes, hermanas, laicos están relizando con la comunidad. Hoy escuchamos algunas charlas que contaban experiencias de sacerdotes que están en una comunidad vulnerable para ver de qué modo se rescatan a esos chicos y ese sacerdote, ese cura joven está invisibilizado de alguna manera. Yo hablaba con un cura de Salta y le decía “a ustedes les falta marqueting”, si quieren sumar, llevar la Palabra a más gente hay que mostrar ese tipo de cosas que están haciendo. Uno de los modos es aceptar el turismo religioso, porque no todos los curas aceptan el turismo religioso como tal, como una oportunidad para cambiar los corazones. Hay una energía, una espiritualidad que se vive dentro de un templo que toca aún a los no creyentes.

Francisco lo dijo “hay que abrir las puertas y salir y dejar que la gente entre”.

2 o 3 ideas fuerza que te lleves de este encuentro

Hay que empezar a construir de abajo para arriba, construir con los chicos aunque nosotros los grandes no veamos lo que están haciendo, hay que construir con ellos porque merecen esa oportunidad, lo que más duele es sentirse invisibilizado.

Diría que más que tres me llevo una ver de qué manera puedo convencer a la gente para que empiece a trabajar de abajo para arriba, si empezás a trabajar con tu sociedad y con tus jóvenes se asegura la continuidad.

¿Qué podés decir del Turismo religioso de La Rioja?

La Rioja es un lugar maravilloso y tienen un gran potencial en cuanto a capillas que tienen más de 150 años que tienen que trabajarlo aún más. Si bien hay un incipiente trabajo de la secretaría de turismo y el circuito de los mártires, algunos carteles indicativos. Algo lindo es que haya un tótem en donde el santo patrono te cuente la historia de la capilla.

También trabajar con las comunidades, debe quedar claro que el turismo religioso junto al turismo rural es un motor de crecimiento de las comunidades. Cuando vamos a una capilla o parroquia aunque el sacerdote vaya una vez por mes, el edificio está intacto y la gente que la cuida tiene ganas de contar historias, tiene el orgullo de contarte todo lo que pasó en esa capilla. Quizás su madre, su abuelo también la cuidó y qué mejor que para un turista en esta época que estamos hablando de experiencias vas a Salta y convivís con una familia que te enseña a hacer empanadas. O en otro lugar te dan un mate cocido y la dueña de casa te enseña a hacer pan con chicharrones mientras te cuenta la historia del templo y del pueblo.

Todo tiene una historia y qué más lindo que llevarte a tu casa más que el estilo arquitectónico o las fechas son las historias porque allí están los corazones.

¡Gracias Miguel! Bendiciones para tu misión