Desde que nací estoy en brazos del Niño Alcalde – Francisco Guarda, Inca

0
40

Nuevo Inca Francisco Genaro Guarda

Desde que nací estoy en brazos del Niño Alcalde

La Cofradía de los Alli, que custodian al Niño Jesús Alcalde, es una de las más antiguas del país, tiene más de 400 años y está presidida por el Inca, quien generalmente ocupa ese lugar por tradición sanguínea. Como don Herminio no tenía hijos, todos se preguntaban qué ocurriría después de su deceso.

La cofradía decidió que los 12 apóstoles y por tanto candidatos a ser inca, se reunirían en el Convento de Santo Domingo el día 7 de mayo. Así lo hicieron y luego de rezar, invocar el Espíritu Santo y conversar entre ellos sobre las condiciones que debía reunir el Inca, fue elegido Francisco Genaro Guarda, apóstol con tradición familiar y nieto de Alli. En una Misa en el templo de San Francisco, lugar en donde está la imagen del Niño Alcalde, asumirá en su cargo y recibirá la Caja, el Arco  y el Reglamento de la Cofradía. La misión es seguir la tradición de los pueblos originarios, cumplir con su cargo para el bien de la cofradía, del Niño Alcalde y de la Iglesia.

El acta de elección debe ser refrendada por el Obispo y con este objetivo y para presentarse, lo visitó a Monseñor Braida el día 13 de mayo acompañado por Fray Jorge, capellán del Niño Alcalde, el secretario de los Alli Martín Nieto y uno de los apóstoles, Pablo Moreno.

Recibió la bendición y el aval del Obispo quien     le encomendó la tarea de llevar al Niño a todas partes, ser misioneros, Iglesia en Salida, y  formar entre los Alli y los Alférez de San Nicolás una comunidad evangelizadora.

 

Conversamos con Francisco y esto es lo que nos contó:

Siento alegría por ser el Inca, es el cumplimiento de un sueño dentro de mi vida.

Lo mejor por hacer por el Niño Alcalde es seguir los pasos del Inca anterior, Don Herminio Dávila, fue un gran cumplidor para la Iglesia y para el Niño Alcalde.

Respetar a San Francisco Solano un santo milagroso, está en el convento de San Francisco, una persona muy importante del Tinkunaco.

Le debo muchas cosas al Niño, cuando nací me sacaron con fórceps y me quebraron el brazo izquierdo, a la altura de la clavícula y mi madre me hizo promesante, esclavo, del niño Alcalde y gracias al Niño Alcalde no me quedó ninguna secuela y estoy para seguirle a él. Y ahí comenzó mi relación con el Niño alcalde. Mi abuelo materno, don Luis Mercedes Romero quien fue Inca.  Y hoy me da mucha emoción estar en el mismo lgar de servicio que estuvo él

Espero ayudar a todos y que me apoyen. Imitarlo a don Herminio siempre, igualarlo jamás.