Acampada Juvenil Decanato San Juan – Con Jesús, Señor de la Peña, ensanchamos nuestra carpa

0
61

Durante el segundo fin de semana de septiemn¿bre se realizó una Acampada de cerca de 200 jóvenes en el Santuario Señor de la Peña, ubicado a pocos kilómetros de Anillaco, en la Costa riojana. 

Conversamos con Sandra Salazar, agente pastoral de la Parroquia de Aimogasta, precisamente coordinadora de Confirmación de Arauco y una de las responsables de la organización de la Acampada.

Hoy, gracias a Dios, después de la pandemia, el Decanato Norte (San Juan Evangelista) vuelve a tomar la iniciativa de organizar esta acampada para los jóvenes.

En las acampadas anteriores que era a nivel Diocesano no estábamos en el centro de la organización. Esta vez, como fue a nivel decanal tuvimos que estar presentes en todo lo que fue la organización logística y pastoral. Un desafío muy grande para todos nosotros en la cual estuvieron presentes muchas personas de Arauco que participaron tanto como talleristas como así también pastorcitos junto a 170 jóvenes. Realmente colmaron nuestra expectativa porque no esperábamos tener esta cantidad.

Estuvimos desde el viernes por la tarde que fue el armado de las carpas para posteriormente, en el templete, dar comienzo oficial de la acampada, junto con los chicos congregados, con la participación de Coordinadores de la Renovación Carismática de Jujuy, músicos que vinieron de Tucumán que nos acompañaron y catequistas de Confirmación del Dpto. Arauco tales como: Castro Barros, San Blas de los Sauces, Villa Mazan y Termas de Santa teresita.

Dentro de todo lo que vieron los chicos y lo que pudimos transmitirle en los talleres, miramos realmente la realidad que ellos viven y sus necesidades. Anteriormente, se hizo una evaluación y se vio sus realidades y lo que se necesitaba tratar. En base de eso se tomaron los temas a tratar que fueron los siguientes: Superación, Bullings, Adicción, Emociones, Exceso de/en Pantalla, Relaciones antes del matrimonio y una serie de cuestiones que compartimos con los jóvenes tratando siempre de involucrarlos en la parte espiritual para saber que solos no se puede afrontar las distintas situaciones, sino que se pueden afrontar de la mano de Dios.

En los talleres de escucha que estuvieron presentes las hermanas de la renovación carismática de La Rioja, ellas pudieron escuchar aquellos problemas que los chicos traían.

También estaba el taller de Servicio con el fin de saber qué unidos podemos mantener el orden, la limpieza, el aseo, cuidado del lugar. Esto se aplicó durante la acampada a modo también de practicar lo que nos dice la Encíclica Papal del Laudato Si, con respecto al cuidado de la casa común. De esta manera, los chicos realizaron ellos mismos, la limpieza de los baños, del predio, acomodo de las mesas y levantar la basura después del almuerzo.

Noche de Efusión del Espíritu

Una noche muy linda, fuerte y emocionante. Después de un día intenso de talleres por la mañana y por la tarde, nos congregamos en el centro del templete donde pudimos compartir la predica de la palabra dado por el Párroco, el Padre Miguel y posterior Efusión del Espíritu donde fue un momento que se vivió con mucha emoción y también con mucha sanación por parte de los chicos que traen sus dolencias.  Eso lo vimos y lo comprobamos. A veces, como papas, sabemos que no los escuchamos y muchas veces pensamos que está todo bien y esto, los jóvenes lo van manifestando no en la casa ni en la familia, sino que lo manifiestan en las distintas personas ajenas. Acá lo vimos y pudo ser manifestado durante la Efusión del Espíritu en donde varios jóvenes que caían en descanso. Eso es señal de Dios obra en la sanación del espíritu y del corazón.

Agradecida a Dios por este acontecimiento, por el equipo de fuerte de catequistas que donde cada uno pudo poner su granito de arena, poniendo todo de sí.