6 religiosas secuestradas y liberadas en Haití

0
129

Fuente: Vatican News

Hombres armados las retuvieron en Puerto Príncipe

Hombres armados se apoderaron del autobús que transportaba a las religiosas. El vehículo fue conducido a un destino desconocido. El obispo de Anse-à-Veau et Miragoâne, Monseñor Dumas: «Acto de barbarie, que no respeta la dignidad de las mujeres consagradas», pide la liberación de todas las secuestradas y se ofrece como rehén en su lugar.

Jean-Charles Putzolu – Ciudad del Vaticano

La capital haitiana está experimentando un aumento de la violencia hasta el punto de que algunos barrios han sido acordonados en los últimos días. Según fuentes locales, seis religiosas de la congregación de las Hermanas de Sainte-Anne fueron secuestradas junto con otras personas, entre ellas el conductor, cuando iban a bordo de un autobús que se dirigía a la universidad de la capital, Puerto Príncipe. El vehículo fue detenido por hombres armados que subieron al autobús y tomaron como rehenes a todos los pasajeros. El secuestro tuvo lugar el viernes 19 de enero a plena luz del día y en el centro de la capital.

Indignación de la Iglesia haitiana

El secuestro, confirmado por un comunicado de prensa de la Conferencia de Religiosos de Haití, también ha sido denunciado enérgicamente por monseñor Pierre-André Dumas, obispo de Anse-à-Veau y Miragoâne, que condena «con vigor y firmeza este último acto odioso y bárbaro, que ni siquiera respeta la dignidad de estas mujeres consagradas que se entregan de todo corazón a Dios para educar y formar a los jóvenes, los más pobres y vulnerables de nuestra sociedad».

En la nota, el obispo pide la liberación de los rehenes y el fin de «estas prácticas despreciables y criminales». A continuación, invita «a toda la sociedad haitiana a unirse para formar una verdadera cadena de solidaridad en torno a todas las personas secuestradas en el país, para obtener su liberación y garantizarles un regreso rápido y seguro con sus familias y seres queridos».Dumas incluso se ofrece como rehén en su lugar.

El 25 de enero la Iglesia realizó una jornada de oración y en la tarde fueron liberadas.

Más Información