Caminar juntas es lo nuestro

0
51

El Papa Francisco nos recuerda que el «rasgo genético más íntimo» de la misión de la Iglesia es «ser obra del Espíritu Santo y no una consecuencia de nuestras reflexiones e intenciones». Recibir la alegría del Espíritu «es una gracia» y es «la única fuerza que podemos tener para predicar el Evangelio».

Las Hermanas Salesias argentinas son y viven como instrumentos de servicio a la misión en las iglesias particulares. En nuestra querida iglesia riojana, su presencia es una caricia que alegra el alma, nos alientan y caminan al lado nuestro. Presentes desde el año 2012 en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Chilecito, el año pasado comenzaron a visitar y misionar el sur de la provincia.

Ellas nos comparten: “Somos misión, llevamos la Buena Noticia de Jesús a todos, porque es lo mejor que nos ha sucedido: conocer a Jesús y, por eso queremos que muchos se encuentren con Él. Además, recibimos a Jesús de parte de aquellos con quienes nos encontramos, a través de sus experiencias, gestos y palabras”.

En este contexto en octubre del 2021 compartieron con la parroquia del Rosario del Milagro en Milagro una hermosa y enriquecedora misión. La hermana Bertha nos cuenta un poquito de lo vivido: “Me gusta muchísimo la misión. He hecho experiencia de cómo la gente está sediente de Dios. Como las procesiones de una comunidad a otra nos permitieron rezar con una gran fe de pueblo, de gente sencilla. También hay gente muy sufrida que tiene ansias, ganas de Dios. Nos han recibido con tanto cariño en sus casas, sobre todo hemos visitado a la gente enferma. Nos han abierto la puerta, la verdad vale la pena, aunque nos moríamos de calor, valió la pena. Yo la verdad estoy muy contenta y he hecho una linda experiencia de Dios”.

Además, en ese mismo año en diciembre llevaron a cabo en la misma parroquia un itinerario bíblico vocacional, que permitió encontrarse en torno a la Palabra. Con este gran entusiasmo en junio del presente año visitaron la comunidad de Santa Rita de Catuna con el itinerario bíblico vocacional con el lema “convocados por una mirada”, fueron días de encuentro, de profundidad y de alegría en la fe.

¡Gracias! Hermanas por sus obras, entregas y testimonios en nuestras tierras riojanas.