Religiosas de la Asunción «La educación transformadora»

0
70

Las Religiosas de la Asunción, fueron fundadas por Santa María Eugenia de Jesús en París. Su carisma es la pasión por la transformación de la sociedad a través de la educación, en vistas al advenimiento de la justicia. La educación transformadora lleva a cada persona a recibir al otro y darse al otro.

Las religiosas, llegan a La diócesis, en febrero de 1969, para unirse a la pastoral de Mons. Angelelli en los barrios pobres, a las afueras de la ciudad Capital. Parroquia de Fátima. Desde el 2008 están en la Zona Sur de la Capital, parroquia Divino Niño Jesús. Dicha comunidad está integrada por tres hermanas: Mela, Teca y Mercedes.

La Hermana Mela: participa en la CEB San José Obrero. Y al grupo de laicos Asunción Juntos. ( Laicos que viven nuestra espiritualidad).

La Hermana Teca: Forma parte del equipo del Hogar de Cristo Asunción, y se encarga de coordinar la prevención en niños, copa de leche. Es parte del equipo de pastoral de juventud en la parroquia. Y participa en las CEBs.

La Hermana Mercedes: Coordina el Hogar de Cristo Asunción. Atención y acompañamiento a jóvenes en consumo problemático. Acompaño al equipo de la Red Kawsay: Vida Consagrada y laicas/OS por una Sociedad sin Trata de Personas. Y es miembros de la Comisión de Diocesana de Prevención de abuso sexual y prevención de NNAAV.

La Hermana Mercedes, lleva 32 años de Vida Consagrada. Trabaja en la pastoral de Adicciones, en la Red Kawsay. En la Comisión de prevención de Abuso y protección de NNAAV. Y acompaña en el discernimiento Vocacional a jóvenes.

¿Cómo fue tu camino vocacional?

A los 15 años participé de un retiro vocacional, organizado por las Hermanas, ahí comencé a preguntarme sobre mi vocación. Y se instaló en mi la pregunta: Qué quiere Dios para mí? En qué estado de vida? De esos cuestionamientos, pasaron varios años, antes de tener la respuesta. Durante ese tiempo me fui comprometido cada vez más en mi comunidad eclesial. Partícipe en el grupo juvenil, en la Legión de María, y fui catequista de primera comunión. Conocí la vida de los Mártires, sus testimonio de entrega total, el testimonio de las Hermanas y el párroco en el barrio, asistiendo a los más pobres. En esta experiencia de vida eclesial, la oración personal diaria, la lectura de la Palabra, Dios me fue dando la respuesta. Mi amor a Jesús fue creciendo y también el deseo de entregarme a El y dedicar mi vida a anunciar su Reino.

La iglesia riojana ¿En qué te alienta, te anima, te da vida?

La Vida de los Mártires siempre fue un testimonio para vivir mi Vida Consagrada. La religiosidad popular, la fe de mi pueblo, sus tradiciones me dan vida. La iglesia Riojana, quedó marcada por la experiencia eclesial que Mons. Angelelli implemento. Yo tuve la bendición de vivir en la parroquia de Fátima, que mantuvo muchos años este modo de vivir la iglesia.

Mensaje para los jóvenes

Jóvenes, están en una etapa bellísima, de muchas pasiones; deseo que Jesús sea una de tus mayores pasiones. Que no tengas miedo a preguntarte para que estás en este mundo. Cuál es tu misión? Dónde seré más feliz? Dios te dará la respuesta en tu corazón, desde tu realidad.